Ciudad: habilita bares con mesas en las calles y avanza en ampliar la construcción

Política

El jefe Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, entregó precisiones sobre cómo continuará el Plan Integral y Gradual de Puesta en Marcha de la Ciudad.

Los locales gastronómicos de la Ciudad de Buenos Aires podrán sumar mesas al aire libre a partir del lunes aunque con una validación previa para el uso del espacio público y el cumplimiento de un estricto protocolo sanitario; mientras que se evaluará en los próximos días el comienzo de obras en construcción mayores a los 5.000 m² y que se encuentren a menos de 90 días de su terminación, de acuerdo a precisiones sobre el Plan Integral y Gradual de Puesta en Marcha de la Ciudad que otorgó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, este viernes.

En una conferencia de prensa llevada a cabo en la sede de la gobernación ciudadana, en el barrio de Parque de los Patricios, el mandatario volvió a felicitar a los habitantes por los cuidados y aseguró que "el promedio de casos se mantuvo en 1100" en los últimos siete días.

En ese sentido, remarcó que esa estabilidad "que se pudo mantener" representa una "preocupación" para las autoridades de la Ciudad, por lo que continúan en el análisis del nivel de contagiabilidad y la ocupación de las unidades de terapia intensiva que está en un 60%.

GASTRONOMÍA

Para hacer énfasis en las habilitaciones que comenzarán el lunes, Rodríguez Larreta subrayó que se tuvo en cuenta que "el riesgo de contagio al aire libre es mucho menor que en las actividades en espacios cerrados", y por tal motivo, a los ejercicios físicos y al paseo diario de los niños, se sumarán los bares y restaurantes bajo esa modalidad.

A este rubro, que ya cuenta con delivery y comidas para llevar, se incorporarán aquellos comercios que ya tengan el permiso porteño para el uso de la vereda o espacio público, lo que se considera “area gastronómica aprobada”; en tanto los que no posean esta habilitación la deberán tramitar vía web.

"Vamos a seguir acompañando este nuevo uso del espacio público dándoles más espacio en las veredas e interviniendo casi 100 calles para que haya más lugar y que se pueda respetar la distancia", adelantó el jefe comunal.

Los locales no podrán prestar servicio alguno dentro del mismo, por lo que se deberá inhabilitar el área de juegos, al tiempo que habrá férreos controles para que la distancia en las mesas sea de 1,5 metros y un radio propio libre de 1,7 metro cuadrado respecto de otras.

Éstas solamente pueden tener un máximo de ocupación de cuatro personas, se desinfectarán luego de que se retire cada comensal y previo a que se siente uno nuevo y el pago se recomienda que sea vía electrónica.

En caso de que el pago se realice a través de tarjetas de crédito o débito, se deberán desinfectar tanto las tarjetas como el posnet utilizado con solución de agua y alcohol.

También, detallaron desde Ciudad, para las mesas en las veredas, se debe contratar un seguro de responsabilidad civil para estos usos o ampliar el que tengan en el local.

Además, se exigirá el uso de tapabocas permanente tanto para el personal como para las personas ajenas al establecimiento, no se permitirá la ocupación de vías de circulación y, en caso de que los establecimientos no cuenten con un acceso directo desde el exterior al patio o terraza, se deberá demarcar un pasillo (libre de objetos) que contemple ambos sentidos de circulación.

En cuanto al personal, no podrá usar el transporte público y deberán contar con reposición de Elementos de Protección Personal (EPP) y kit de desinfección húmedad, entre otras medidas.

CONSTRUCCIÓN

Para esta actividad, Rodríguez Larreta aseveró que mantendrá un encuentro con los representantes del gremio Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) para analizar los protocolos aunque no entregó fechas del comienzo de las obras.

"Vamos a retomar gradualmente la actividad. Nos vamos a reunir con las cámaras y con la UOCRA en los primeros días de la semana que viene", expresó el funcionario.

El inicio de este rubro contemplará solamente a las obras mayores a 5.000 m² y/o que se encuentren a menos de 90 días de su finalización debido a que es una rama económica que "genera mucho trabajo", informó.

Asimismo, adelantó que parte de las medidas que se exigirán a las constructoras serán la de poseer transporte propio para el traslado de su personal y realizar actividades en el horario de 10 a 19 de lunes a viernes, y los sábados de 10 a 14.

A la vez, se tendrá que garantizar distancia entre personas de al menos 1,5 metros, llevar al mínimo posible la convivencia simultánea de personas en un mismo espacio físico y mantener siempre el uso del tapabocas en los trabajadores.

Los trabajadores deberán contar con reposición de Elementos de Protección Personal (EPP) y kit de desinfección húmeda, al tiempo que se solicitó priorizar el trabajo autónomo y aislado.

CULTO

De la misma forma que la construcción, no dio precisiones temporarias pero sí manifestó que mantienen reuniones con referentes de distintos cultos para el diseño de un protocolo para las celebraciones, las cuales, adelantó, serán "con capacidad limitada".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario