7 de diciembre 2007 - 00:00

Ilusión: UCR pide estar en el pacto

Cumbre radical. El presidente del Comité Nacional de la UCR, el senador jujeño Gerardo Morales, estuvo ayer flanqueado por su vice, el chaqueño Mario Jaraz (der.) y por Adolfo Stubrin, titular de la Convención Nacional. Los extremos de la mesa fueron ocupados por el bonaerense Guillermo Illia (Pergamino) y por el tucumano José Cano.
Cumbre radical. El presidente del Comité Nacional de la UCR, el senador jujeño Gerardo Morales, estuvo ayer flanqueado por su vice, el chaqueño Mario Jaraz (der.) y por Adolfo Stubrin, titular de la Convención Nacional. Los extremos de la mesa fueron ocupados por el bonaerense Guillermo Illia (Pergamino) y por el tucumano José Cano.
El Comité Nacional de la Unión Cívica Radical se reunió ayer por primera vez desde la ratificación del jujeño Gerardo Morales como jefe del partido y reveló que le pedirá a Cristina de Kirchner que contemple la participación del Congreso en su todavía vago e incierto pacto social.

Tras la designación de autoridades, el Comité Nacional del radicalismo aprobó solicitar una audiencia con la presidente electa y prorrogó también las intervenciones del distrito Mendoza y de la convención de Buenos Aires.

El jujeño Morales explicó que «el pedido de audiencia va a tener como motivo, en primer lugar, saludar a la presidente electa y poner a la UCR a su disposición en la lucha contra el desempleo, la defensa de la división del poderes y el mejoramiento de la calidad institucional del país. También vamos a plantearle algunos temas respecto del pacto social y nuestro proyecto de crear un consejo económico social para involucrar al Congreso de la Nación en este debate».

Los radicales temen que el mentado pacto social cristinista se termine limitando a un acuerdo a puertas cerradas entre la CGT de Hugo Moyano y Omar Viviani, los empresarios amigos de la Casa Rosada nucleados en la UIA y el matrimonio presidencial. Excluida de la concertación «plural» que la esposa de Néstor Kirchner impulsa junto al vicepresidente radical electo Julio Cobos y los gobernadores UCR Miguel Saiz (Río Negro), Arturo Colombi (Corrientes) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero), la cúpula opositora del radicalismo no quiere que las negociaciones por el acuerdo multisectorial anunciado por la todavía primera dama se realicen a espaldas del Parlamento y sin la posibilidad de transparentar el debate.

Para debilitar la figura de Cobos dentro de la concertación en reemplazo de la UCR opositora, el Comité Nacional decidió también extender las intervenciones de Mendoza y de la convención bonaerense. «Hemos dado instrucciones a los interventores para que en dos semanas nos presenten un plan de normalización de los distritos, con un cronograma electoral, tanto de ratificación de afiliaciones o reafiliaciones», advirtió Morales.

La nueva conducción resolvió también la creación de una junta de acción política, a través de la cual se convocará a distintos dirigentes del radicalismo de todo el país para una reunión el 20 de diciembre próximo. Ese día se ratificará el rol opositor del partido y se sondeará la posibilidad de generar un acercamiento con la Coalición Cívica de Elisa Carrió que marcaría la ruptura definitiva entre el centenario partido y Roberto Lavagna.

En ese encuentro se tratarán también los lineamientos de acción respecto de la movilidad previsional y el avance en la realización de una campaña nacional por YPF, «para que el Estado vuelva a recuperar su participación no sólo accionaria, sino en las decisiones que en materia energética tiene en sus manos la empresa».

Dejá tu comentario

Te puede interesar