La ONU condenó accionar de buitres y la especulación financiera

Política

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) aprobó este viernes una resolución de condena a los fondos buitre impulsada por la Argentina y presentada este mediodía en Ginebra por el Canciller Héctor Timerman.

La resolución fue aprobada por 33 votos a favor, 5 en contra y 9 abstenciones, y de esta forma la ONU dio otro importante paso contra los fondos buitre tras la histórica resolución recientemente aprobada en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, en donde llama a establecer un marco legal para las reestructuraciones de deuda.

La propuesta lleva por título "Consecuencias de la deuda externa y las obligaciones financieras internacionales conexas de los Estados para el pleno goce de todos los derechos humanos, sobre todo los derechos económicos, sociales y culturales. Las actividades de los fondos buitres".

Entre las naciones que actualmente forman parte del Consejo, se encuentran seis de las once que votaron en contra de la resolución aprobada por la ONU el 9 de septiembre último: Estados Unidos, República Checa, Alemania, Irlanda, Japón y Gran Bretaña. Excepto Irlanda, los otro cinco países fueron los que rechazaron el nuevo planteo argentino. Se abstuvieron Austria, Estonia, Francia, Irlanda, Italia, República de Corea, Rumania y Macedonia.

"Los fondos buitres no van a parar hasta que nosotros les pongamos un freno"
, dijo el canciller al celebrar la votación. Según dio el funncionario, tras la sanción de esta iniciativa, se reclamará al organismo internacional la elaboración de un informe especial sobre los efectos del accionar de los fondos buitre en los países en desarrollo.

"Fue una aprobación contundente, por la cantidad de votos que se han logrado", resumió en diálogo con C5N. "La resolución condena el accionar, pero lo que es más importante, las Naciones Unidas ordena investigar el accionar y se analice los efectos de ese accionar sobre las economías que han reestructurado sus deudas sobernas", afirmó.

En la entrevista desde Ginebra, Timerman defendió su comparación entre los buitres y los represores y recordó que en ese Consejo se recibieron las denuncias por delitos de lesa humanidad durante la dictadura. "Los que atacan a la Argentina desde otro ángulo, pero con un desprecio vital por los intereses de la Argentina, por eso hice la comparación. No que hay olvidar que la deuda externa comenzó con el triste camino de la dictadura. Los fondos buitres de hoy son las dictaduras militares que nos asolaron en el pasado", sostuvo.

En otro orden, comentó los argumentos que expusieron los EEUU y el Reino Unido para justificaron su rechazo. "No consideran que sea el ámbito adecuado el Consejo de Derechos Humanos, sino que deberíamos ir a los organismos multilaterales de crédito, que dedican a las cuestiones financieras, pero la mayoría rechazó esa postura y condenó a los buitres, que no solo actúan en Argentina si no en otros países", dijo.

Dejá tu comentario