Legislatura abrió el libro de pases tras la elección

Política

En las próximas horas la Legislatura porteña vivirá el correlato de las elecciones del domingo, especialmente en lo referido a la derrota de Jorge Telerman. El jefe de Gobierno, durante la campaña electoral hizo debutar a un interbloque numeroso, de 14 diputados, en apoyo a su reelección, comandado por Enrique Olivera. Casi ni llegó a ejercer esa bancada ante una Legislatura paralizada por la campaña y habrá que ver si definitivamente funciona hasta cuando Telerman entregue el mando a su sucesor.

En principio a ese bloque lo conforman los integrantes de la Coalición Cívica, que ayer mismo ya mostraron discrepancias. Lo hizo el legislador Fernando Cantero, autotitulado presidente del ARI Capital intervenido y otros aliados. Le reprocharon a Elisa Carrió esa decisión de quitarles la presidencia partidaria y le adjudicaron la responsabilidad del fracaso de Telerman en un discurso poco entendible.

Cantero consideró que «la gran derrotada es Elisa Carrió» y reclamó elecciones internas en el ARI y la renuncia del interventor partidario y de la secretaria general, Elisa Quiroz. Por su parte, otro arista, el legislador Pablo Failde, consideró que «el discurso pendular de Carrió a lo largo de la campaña, donde primero sostuvo que el ARI tendría un candidato propio, luego que iba a ser ella mientras acusó a Jorge Telerman de ser un hombre de Julio De Vido, pero después cerró un acuerdo con él, son elementosque aportaron a la derrota».

  • Casos clave

    Pero, si la Coalición de Carrió sólo mantuvo un pacto electoral con Telerman, no habría nada hoy que uniera a esos legisladores de diversas vertientes, algunos de los cuales terminan el mandato en diciembre.

    Dos casos clave son el ex kirchnerista Helio Rebot y la radical telermanista Florencia Polimeni. Los votos obtenidos por Telerman dejan fuera de la Legislatura a esos diputados que pronunciaron encendidos discursos en la sala de juicio político para destituir a Aníbal Ibarra. Son los otros perdedores de la elección, especialmente Rebot, quien ya se mostraba molesto con Telerman desde que el armado de la boleta de candidatos a legisladores lo dejó en quinto renglón: aspiraba a encabezar una lista, pero la alianza con Carrió provocó que el jefe de Gobierno debiera llevar sólo una boleta propia (no dos, como pensó en un principio). El enojo de Rebot, quien fue desplazado del bloque kirchnerista cuando manifestó su adhesión a Telerman, lo llevó a no participar del acto de cierre de campaña del jefe de Gobierno, la semana pasada en Costa Salguero.

    Hoy Rebot piensa reunirse con su agrupación para definir su apoyo a un candidato en el ballottage. El legislador que ingresó a la banca en las listas de Mauricio Macri volvería a darle apoyo a ese candidato, si es que allí puede regresar como cree que no puede al kirchnerismo, donde su voto contra Ibarra lo enfrentó duramente con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.

    Polimeni también llegó a la banca con el macrismo y luego se apartó a un bloque solitario desde el cual adhirió a Telerman, quien le dio el cuarto renglón en la boleta de legisladores, que no le alcanzó para renovar.

    Además de los integrantes de la Coalición Cívica, esa bancada telermanista contiene al radical Carlos Lo Guzzo, quien deja la butaca en diciembre, sin reemplazante ( tampoco ingresa Marcela Larrosa, que iba en la lista de Telerman), y su egreso marcará la desaparición del bloque UCR del recinto.

    Otro es el kirchnerista Chango Farías Gómez, quien integra ahora la agrupación de Rebot y tampoco renueva su mandato. Y junto a ellos Abelardo García (ingresado por la lista que encabezó el ex legislador Jorge Giorno) que termina igualmente en diciembre.

    Telerman, cuando deje la jefatura de Gobierno, podrá contabilizar dos legisladores propios que deja en la Cámara porteña: Gabriela Cerruti y Raúl Fernández (secretario general de su gobierno). Al bloque mayoritario que tendrá Macri (28 diputados) seguirá el kirchnerismo con 11 bancas, la Coalición con 10 y el ibarrismo con 4 (obtuvo 5, pero uno se irá con el kirchnerismo). Los otros 5 bloques tendrán entre 1 y 2 diputados, pero no habría como hoy más de 20 bloques, al menos hasta que comiencen los reacomodos.
  • Dejá tu comentario