Logra Macri leyes de mayoría especial

Política

Estela de Carlotto y Mirtha Legrand probarán mañana si la nueva Legislatura porteña logra reunir mayoría especial de 40 votos. Es lo que se precisa en el recinto, donde se sientan 60 diputados, para declarar a las damas ciudadanas ilustres de la Ciudad de Buenos Aires.

Pero serán apenas dos proyectos de varios que probarán si el nuevo oficialismo -es decir los macristas- logra sanciones con mayoría de dos tercios

Si bien el bloque PRO es el más numeroso, con 28 butacas, no junta quórum propio y hasta ahora se ha valido de votos de la Coalición Cívica de Elisa Carrió, cuando el kirchnerismo le niega su aporte.

Los proyectos de Legrand y de Carlotto estuvieron en el listado de varias sesiones, antes del recambio de bancas del 10 de diciembre pasado, pero no juntaron los dos tercios.

En la primera sesión extraordinaria del ciclo, mañana, los macristas piensan someter a votación otros proyectos cuyo tratamiento no fue posible por carencia de adhesiones.

Uno es el postergado Plan Urbano Ambiental que marcará los lineamientos generales que debe seguir la Ciudad de Buenos Aires, en cuanto a urbanismo, tránsito y medio ambiente, entre otras cuestiones. Se trata de un borrador que propone, por ejemplo, un centro porteño con menos automovilistas, que incentive el transporte alternativo como las bicicletas y que mejore la calidad de los circuitos turísticos.

Más polémico es el proyecto que cambiará la zonificación del predio de La Rural en Palermo para permitir la construcción de un centro de convenciones nacionales e internacionales, propuesta que viene durmiendo hace años.

El macrismo intentó la sanción de ese proyecto de ley, que requiere doble lectura y audiencia pública, en la maratónica sesión que precedió a la asunción de Mauricio Macri al frente del Gobierno porteño. Sin embargo, al no lograr los votos necesarios hizo la reserva del proyecto para evitar que perdiera estado parlamentario y se pudiera tratar antes de fin de año, como ocurrirá mañana, si persiste el acuerdo que ayer sellaron los presidentes de las bancadas y que revisarán hoy.

  • Arreglos

    Después la sesión se completará con las dos normas que Macri quiere para arreglar calles y veredas de la Capital Federal. Una es la del bacheo que solicita autorización para poder reparar los pozos durante la noche, ya que no está permitido el ruido nocturno. Pero, además, la norma le posibilitará al Gobierno reparar veredas. Aunque ésa es una obligación del frentista, la idea del macrismo es intervenir en aquellas aceras más destruidas que los vecinos no reparan. Luego el arreglo podría correr por cuenta del Estado porteño en los barrios más carenciados o bien el pago en cuotas del frentista por la reparación. Al mismo tiempo, Macri quiere que sea el Gobierno porteño el que arregle los pozos que hacen las empresas de servicios privatizadas pero luego cobrarles a las mismas por los trabajos.

    Por ahora el macrismo no viene encontrando demasiadas dificultades para sancionar las leyes que con apuro pide el jefe de Gobierno, aún con modificaciones. El kirchnerismo, inclusive, le viene aportando al oficialismo porteño los legisladores que requiere para poder iniciar las sesiones.
  • Dejá tu comentario