Macri, Vidal y una foto para enviar un mensaje de unidad en medio de tensión por el Fondo del Conurbano

Política

En estos tiempos en los que una imagen vale más que una palabra, la foto de Mauricio Macri junto a María Eugenia Vidal resume el mensaje de unidad que busca mostrar el Gobierno en momentos en el que la crisis golpea prácticamente todos las planillas económicas.

El encuentro entre el Presidente y la gobernadora bonaerense llegó en momentos en que La Plata le reclama a Nación nada menos que $ 19.000 millones extra por el Fondo del Conurbano para hacerle frente a la devaluación. Lo cierto es que la exigencia de la Provincia a la Casa Rosada había generado tensión entre ambas administraciones.

La localidad bonaerense de Trenque Lauquen fue el lugar elegido para que dos de las principales espadas del PRO se muestren juntos y sonrientes para la foto. Antes del cónclave, el propio Macri había asegurado que con la gobernadora de Buenos Aires trabajan "en conjunto" como si fueran "el mismo equipo", al tiempo que resaltó que para él son "prioridades" las necesidades de la Provincia.

"Trabajamos en conjunto como si fuéramos el mismo equipo. Lo que pasa en la Provincia para mí son prioridades, porque son temas importantes para la gobernadora", destacó el mandatario al visitar la radio Rivadavia FM Música del partido bonaerense de Trenque Lauquen.


El encuentro de Macri y Vidal se dio como parte de una reunión conjunta de los gabinetes de la Nación y de la provincia de Buenos Aires que se desarrolló en el Museo de la Comandancia, en el palacio municipal de la mencionada localidad bonaerense. Otro mensaje de unidad que el Gobierno lanza para calmar las ansiedades de propios y extraños.

Los cruces entre la Casa Rosada y La Plata se había materializado la semana pasada cuando el ministro de Gobierno provincial Joaquín De la Torre cruzó al titular de la cartera de Interior Rogelio Frigerio en medio de la discusión por la letra chica del Presupuesto nacional 2019.

En aquella oportunidad, el funcionario de Vidal sostuvo que "no es razonable que al dinero que generan los bonaerenses lo reparta el ministro del Interior con los gobernadores a espaldas de la Provincia". Sin embargo, el propio De la Torre tuvo que volver sobre sus pasos y aclarar que el "problema" no son los funcionarios, sino el régimen de coparticipación.

Dejá tu comentario