Estrategia PRO: buscan invalidar teléfono de Nieto como prueba en la causa de espionaje ilegal

Política

Macrismo planteó nulidad de allanamiento a exsecretario presidencial. Clave para evitar que penetre primer anillo de Macri y con el juez en la mira. Declararon varios espías. Dos se entregarán hoy y uno prófugo. Martinengo ante el juez.

El macrismo –a través de la coordinación de abogados de algunos imputados- puso en marcha un objetivo primario para bloquear el avance de la causa judicial por espionaje político de la AFI. Las fichas apuestan a invalidar el proceso por el cual se allanó al exsecretario presidencial Darío Nieto y así impedir que el celular secuestrado, que está siendo peritado por el juez Federico Villena, pueda ser utilizado como prueba en el expediente.

A su vez, el abogado Gervasio Caviglione Fraga planteó la nulidad del allanamiento, lo que genera una chance adicional para que la Cámara Federal pueda apartar al magistrado. En la misma dirección empezaron a apuntar otras defensas en la primera jornada de indagatorias a los espías detenidos. Correr a Villena pasó a ser una prioridad también de los acusados, mientras resta que se resuelva la primera oleada de recusaciones planteadas por los espías Leandro Araque y Facundo Melo. Si se hiciera lugar, habría que retrotraer la causa al 6 de junio.

Mientras tanto, hoy pactaron entregarse a la mañana Dominique Lasaigues (hija del campeón mundial de Paddle y amigo personal de Mauricio Macri) y Martín Terra Vigil, el exesposo de Analía Maiorana, la actual pareja de Diego Santilli y muy cercano a Gustavo Arribas. Sus eximiciones de prisión fueron rechazadas de plano por lo que si no lo hacen pasarían a ser prófugos, algo que procuran evitar. Jonathan Nievas fue capturado cerca de su domicilio a la noche, mientras que Guillermo Matta se entregó al mediodía. A partir de hoy el policía porteño, ex-AFI y ex-PFA Javier Bustos se hará acreedor del primer rótulo de prófugo. El Servicio Penitenciario Bonaerense anunció el pase a disponibilidad de Andrés Patricio Rodríguez, detenido el martes. Ese organismo ya comprobó la sospecha de Villena: participó del “cableado” de la Alcaidía Departamental La Plata 3, conocida como Melchor Romero. Allí también se espiaban presos.

Las alarmas en el primer anillo de Macri se activaron con los términos de un rechazo similar sobre Nieto. Tal como adelantó Ámbito, Villena recordó que el informe del allanamiento lo mostró reticente y que técnicamente lo deja al borde de una detención. La pericia sobre su computadora pero sobre todo sobre su celular determinará si borró algo de su memoria y sobre todo las intervenciones sobre las últimas 72 horas de comunicaciones previas al operativo. Nieto usó bastante su teléfono e hizo pedidos singulares.

El macrismo amalgamó discurso: desconocimiento a Susana Martinengo (indagada hoy), sin garantías sobre si los espías efectivamente recibían su coordinación, y la cauterización de Macri al apuntar que toda la causa es fogoneada por el kirchnerismo. Martinengo está sola algo que conlleva el riesgo de que se convierta en “kryptonita” para Macri. Al estar incomunicada no pudo ver el operativo despegue del que fue protagonista. En lo procesal también activaron defensas, algunas informales, ligadas a bloquear a Villena con la mudanza del expediente. Nieto habló públicamente con mismo libreto y buscó desmentir el informe policial que consignaba que intentó borrar contenido, desconoció la autoridad del allanamiento y se resistió a entregar documentación.

La primera tanda de indagatorias se extendió hasta entrada la noche y se mantuvo bajo fuerte hermetismo. Se los acusa de integrar una asociación ilícita enquistada en distintas instancias del Estado para violar la ley de inteligencia. A las 21, todavía restaba que dos de los primeros nueve ejercieran su derecho a defensa. La mayoría accedió a declarar. Es probable que el juez pueda acceder a un pedido de prisión domiciliaria de algún miembro más periférico de la organización. En todos los casos se evaluará el riesgo procesal. Hoy será el turno de Martinengo, Diego Dalmau Pereyra y los espías Melo, Araque y Jorge Sáez. Pero empezarán a correr las 48 horas para los que se entreguen, lo que hará que se extienda hasta el viernes la ronda inicial.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario