Municipales tendrán 19,5% en cuotas

Política

Mauricio Macri ya cerró la negociación por la suba de salarios con el plantel de empleados de la administración pública porteña, en un acuerdo que el gobierno de la ciudad considera «ventajoso para los vecinos», ya que aumentará menos de 20% los salarios y pagadero en tres cuotas.

El Gobierno porteño le viene ganando casi todas las pulseadas al gremio de empleados municipales que, para otras gestiones, parecía invencible.

La semana pasada, en un acuerdo que pasó casi con disimulo en medio de la crisis del gobierno con el campo, el Ministerio de Hacienda que conduce Néstor Grindetti cerró el acuerdo de aumentos salariales para este año.

La paritaria acompañó lo que ya había arreglado Educación con otra parte del plantel municipal que son los docentes, es decir, menos de 20% de incremento.

Pero, para la administración, tal como convino el Gobierno porteño con Sutecba -el gremio que mayor representación tiene en el plantel estatal de la Capital Federal- el aumento de sueldos será de 19,5%. No es todo, Macri logró, además, que los sindicalistas aceptaran el pago escalonado de la suba, que se hará en tres cuotas, la última para percibir a fin de año.

El macrismo festejó el acuerdo, que llega ante un gremio debilitado por la actual gestión y que ya no reniega de los últimos pases a disponibilidad que dispuso la administración Macri de empleados en algunos organismos porteños.

El jefe de Gobierno se propone disminuir el gasto en personal que es la cuota que mayor proporción insume del presupuesto de la ciudad, más de 50%. Si bien es cierto que a su vez la planta política de Macri aumentó el listado, por ahora la gestión porteña sigue tomando medidas para achicar el plantel.

Por un lado dio de baja a 2.300 empleados y la Justicia -tras un periplo de demandas y apelaciones- le dio la razón en la cesación de contratos, aunque dejó supeditado al censo que está haciendo el gobierno la posibilidad de echar más gente.

Por otra parte, Macri firmó un decreto que dispone otorgar una gratificación especial para los empleados que estén en condiciones de jubilarse este año, para que lo hagan en los próximos dos meses, con lo que cobrarían un extra equivalente a 20 sueldos brutos de enero pasado con un máximo de $ 40 mil por persona.

Además, el jefe porteño también viene ganando la pelea judicial tras haber determinado la intervención de la obra social municipal, una medida que pareció responder al paro y movilización que hizo, ni bien asumió Macri, el gremio de municipales con Hugo Moyano de aliado para reclamar por los 2.300 desplazamientos de contratos de empleo público.

  • Renunciante

    Finalmente el titular de la obra social, el sindicalista Patricio Datarmini, terminó renunciando al organismo, tras la decisión de la intervención de ordenar al Banco Ciudad que no pague cheques de la obra social que no cuenten con la firma del interventor.

    Ahora también el macrismo ha logrado lo que se propuso Grindetti con respecto a los sueldos de los empleados, «que no pasen de 20% o menos», tal como le ordenó al ministro de Educación, que ya negoció con los maestros.

    De ese modo la pauta salarial quedó dentro del marco de lo presupuestado para subir los sueldos, pero con la ventaja de poder incrementar escalonadamente los salarios y llegar a fin de año sin pretensiones de una nueva actualización.

    El macrismo comenzó a mantener conversaciones con Sutecba desde antes que Macri asumiera, y entre todos los temas que se tocaron hay uno que al parecer el gremio impuso no ceder, como es la privatización del servicio de recolección de residuos domiciliarios en la zona sur de la Capital Federal, que es el que se realiza con personal del Gobierno y no se concesiona.
  • Dejá tu comentario