"No le tenemos miedo al conflicto sino a la intolerancia"

Política

El titular del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, afirmó que "no le tenemos miedo al conflicto sino a la intolerancia" al hablar en el acto de desagravio por la agresión que recibiera el lunes último en Laguna Paiva, Santa Fe.

El acto fue organizado por un grupo de diputados del FPV con el propósito de desagraviar al jefe de la bancada oficialista y a su hermano Alejandro, centro de la violencia ejercida por un reducido número de representantes del campo santafesino.

El acto, que se desarrolló en el salón Alfonsina, del café Tortoni, en esta capital, fue colmado por legisladores, representantes sociales, actores y militantes políticos del peronismo.

En la mesa estuvieron los diputados Rossi, Jorge Coscia y Juan Carlos Dante Gullo, organizadores del acto, Dante Dovena, Remo Carlotto, el senador Daniel Filmus y el actor Raúl Rizzo.

Rossi expresó que "nadie va a cambiar de idea porque lo muelan a palos", tras lo cual agregó que "nadie aspira a vivir en una democracia sin conflictos. Eso no existe", aclaró.

El diputado santafesino, quien recibió huevazos y excremento vacuno a la salida de una reunión con el intendente de Paiva, comentó que durante el tiempo que estuvo en el palacio comunal estuvieron los agresores en la plaza de la localidad.

"Esto estuvo arreglado", repitió, pero también expresó que los pobladores de Paiva "no se unieron al agravio" de los 20 o 25 productores agrarios de la zona.

"Todos tenemos derecho a caminar sin que venga otro y te pegue por atrás. Nadie puede impedir a otra que circule libremente por las calles".

También habló el actor Rizzo, quien fue objeto de un escrache en Firmat, Santa Fe, en pleno conflicto del campo cuando se disponía a subir a escena con Juan Palomino, también presente en el acto.

Rizzo brindó su solidaridad a los Rossi y levantó el acto cuando dijo que "a veces el enemigo también está adentro, por aquello del voto no positivo. Yo lo puedo decir... Tener un traidor de esa magnitud. No se puede estar durmiendo con el enemigo".

Antes había dicho que "o hacemos un país para todos o se quedan con el país unos pocos", frase que fue respondida con el aplausos.

Para Filmus le pareció "simbólico que fuera agredido Agustín, quien tiene la fuerza de la palabra", cuando argumenta y explica el contenido de un proyecto del oficialismo en la Cámara de Diputados.

Dejá tu comentario