7 de marzo 2008 - 00:00

Orden de Caracas movió a piqueteros

Algunos residentes colombianos en la Argentina, junto con los grupos piqueteros financiadospor Hugo Chávez y algunas organizaciones de izquierda protestaron ayer frentea la Embajada de Colombia, por las acciones militares del gobierno de Alvaro Uribeen territorio ecuatoriano.
Algunos residentes colombianos en la Argentina, junto con los grupos piqueteros financiados por Hugo Chávez y algunas organizaciones de izquierda protestaron ayer frente a la Embajada de Colombia, por las acciones militares del gobierno de Alvaro Uribe en territorio ecuatoriano.
El piqueterismo criollo, amigo o sucursal del chavismo bolivariano, se lanzó ayer a las calles de la Capital Federal para repudiar el ataque del gobierno colombiano a un grupo de guerrilleros de las FARC y, en paralelo, a expresar su solidaridad con Ecuador.

Una multitud de agrupaciones, entre ellos Quebracho y Resistencia Lautaro, marcharon a la Embajada de Colombia en Buenos Aires para protestar contra la avanzada militar del gobierno de Uribe y luego fueron a la sede diplomática de Ecuador a respaldar a Rafael Correa.

El variopinto y diezmado Bloque Piquetero Nacional (BPN), más el Partido Guevarista, Quebracho, Resistencia Lautaro y el grupo La Llamarada, entre otras agrupaciones de izquierda, se movió en bloque por las calles porteñas. Eran aproximadamente unas 500 personas. Los llegados desde el conurbano aprovecharon la protesta para levantar los molinetes de trenes y subtes para dejar pasar sin pagar a los usuarios. Hoy seguirá la ronda: los piqueteros se movilizarán hacia la embajada bolivariana de Venezuela en Buenos Aires.

«Entendemos que en estos momentos críticos y álgidos en los que está en juego la paz en América del Sur no es con la pasividad y la indefinición como frenaremos a los prepotentes que pretenden imponer a los pueblos de América los planes bélicos pergeñados en el Pentágono», leyeron los manifestantes.

«Debemos reaccionar con celeridad y con precisión como, en una nítida demostración de unidad antiimperialista, hoy lo hacen conjuntamente Ecuador y Venezuela para dejarle bien claro a Uribe que si insiste con la guerra deberá padecer duros enfrentamientos en dos frentes simultáneos, además de en el interior mismo de Colombia con el recrudecimiento de la resistencia de las FARC-EP, el ELN y demás organizaciones armadas y no armadas del pueblo colombiano», agregaron.

Es un viejo planteo de los piqueteros bolivarianos: defender a las FARC y al ELN.

La consigna, en ese marco, es: «No al paramilitarismo: basta de terrorismo de Estado en Colombia».

Todos de algún modo tienen nexos con Caracas. Muchos de ellos reciben aportes o forman parte de planes de asistencia organizados desde la Embajada de Venezuela.

Además, la movilización incluyó una última parada en Plaza de Mayo, previo paso por la Casa de Neuquén, para pedir el esclarecimiento y castigo a los culpables del crimen de Lázaro Duarte, militante del MST apuñalado durante un ataque al local de ese partido, que falleció el 20 de febrero.

En tanto, las organizaciones piqueteras bloquearon las boleterías de la estación del ex Ferrocarril Sarmiento en el barrio de Once, a fin de reclamar a la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) un cupo de puestos laborales.

Dejá tu comentario

Te puede interesar