Vence dispensa: vuelven al trabajo el 1 de enero padres de menores

Política

Con el fin del ciclo lectivo el Gobierno dejó caer la justificación de inasistencias que rigió desde marzo para uno de los dos progenitores.

A partir del 1 de enero deberán volver a sus puestos los trabajadores con hijos en edad escolar que hubiesen permanecido en sus hogares durante la cuarentena en uso de una dispensa que había dictado el Ministerio de Trabajo, tal como había adelantado este diario. Una resolución de la propia cartera laboral dejó sin efecto ese beneficio en sintonía con el cese del período de clases con excepción de los empleados estatales, que mantendrán al menos por el verano la chance de no concurrir a sus trabajos en caso de tener hijos escolarizados de hasta 13 años.

La resolución 1103 de Trabajo, publicada el jueves pasado en el Boletín Oficial, puso fin a partir del primer día de 2021 a la vigencia de una norma anterior, dictada en marzo, según la cual mientras durase la suspensión de clases en las escuelas se consideraría “justificada la inasistencia del progenitor, progenitora o persona adulta responsable a cargo, cuya presencia en el hogar resulte indispensable para el cuidado del niño, niña o adolescente”, una medida que fue aplicable a uno de los dos padres si esa fuera la composición de la familia.

La norma, que motivó quejas en el sector empresario, apuntó a garantizar la presencia de un adulto en cada hogar que tuviera al menos un menor en edad escolar y de paso reducir más la circulación de personas durante la vigencia de la cuarentena, tanto en las etapas de aislamiento como de distanciamiento social. Desde el lado sindical hubo también protestas porque la resolución emitida en marzo nunca aclaró si los trabajadores justificados para no asistir a sus puestos tenían derecho al goce íntegro de sus salarios, una salvedad que sí explicitó el decreto que exceptuó de concurrir a sus labores a los mayores de 60 años, embarazadas o trabajadores con problemas de salud y parte de poblaciones de riesgo.

En el caso de los trabajadores estatales, la Jefatura de Gabinete publicó ayer mismo una nota aclaratoria para dejarlos al margen de los alcances de la nueva norma y mantener en ese sector la vigencia de la dispensa. Un documento firmado por Hernán Petrelli, director nacional de la Oficina Nacional de Empleo Público en respuesta a “inquietudes de carácter general desde varias jurisdicciones”, señala que en el sector público nacional continuará la vigencia de dos normas de la Jefatura de Gabinete que exceptúan a los padres de hijos en edad escolar de concurrir a sus empleos.

Aunque la nota no lo aclara, en la repartición le dijeron a este diario que entre hoy y mañana se publicará una nueva resolución que mantendrá la vigencia de la dispensa al menos durante el verano, en las áreas sin guarderías o colonias a disposición, y le pondrá como límite 13 años de edad del menor escolarizado. Entre reparticiones del propio Estado hubo desinteligencias con la nueva normativa. Ayer mismo el Ministerio de Trabajo les comunicó a sus empleados el vencimiento de la dispensa a partir del 1 de enero. La cartera a cargo de Claudio Moroni lo hizo a través de una nota de la dirección de Recursos Humanos dirigida a los jefes de todas las áreas para ratificar que al menos durante el receso escolar deberán volver a sus tareas habituales tanto los trabajadores presenciales como los que realizan tareas remotas. La nota se difundió en simultáneo con la que hizo circular la Jefatura de Gabinete en sentido contrario.

Respecto del sector privado, la caída de la dispensa va en la misma línea de señales favorables a los empresarios por parte del Gobierno como la reconversión a no remunerativo de los sueldos de las personas exceptuadas de trabajar desde el arranque de la cuarentena por edad, embarazo o salud. Como publicó este diario, esa modificación del estatus salarial representa para los empleadores con personal en esas condiciones un ahorro cercano al 25 por ciento por cada uno. En cambio, otras medidas causaron malestar a los empresarios como la extensión de las vigencias de la prohibición de los despidos y de la doble indemnización.

Dejá tu comentario