Papeleras: promete Moyano juntar a Kirchner y Vázquez

Política

Gestos, abrazos, foto y una promesa gaseosa: gestionar, en conjunto, una nada fácil cumbre entre Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez. Ese fue el resultado del diálogo que ayer, en la sede de Azopardo, mantuvieron las cúpulas de la CGT y su par uruguaya, la PIT-CNT.

Hugo Moyano, escoltado por Gerardo Martínez (UOCRA) a cargo de Relaciones Internacionales, y el panadero Abel Frutos, que ocupa la Secretaría de Medio Ambiente, recibieron durante más de dos horas a Juan Castillo, jefe de la central sindical del Uruguay.

Al despedirse, Moyano y Castillo habían acordado un solo punto: intentar ponerse de acuerdo en la redacción de «un borrador de una agenda común» que luego se le elevaría a Kirchner y a Tabaré como paso previo a que se produzca un encuentro cara a cara entre los presidentes.

Lo demás estuvo lejos de la sintonía. La CGT ratificó que defenderán la postura de los vecinos de Gualeguaychú en materia de recursos naturales y ambiente, mientras que la CNT reiteró que seguirán respaldando el emprendimiento porque genera puestos de empleo.

Moyano hizo, eso sí, una salvedad: le aclaró a sus amigos uruguayos que la central que conduce no incide en la determinación de los asambleístasde Entre Ríos de seguir, a pesar de los pedidos en contrario, con el bloqueo de rutas a Uruguay.

Es una verdad a medias: el domingo pasado, una comitiva de la CGT encabezada por Frutos, estuvo en el corte de Arroyo Verde. Además, tal como le aseguraron a los asambleístas semanas atrás, los gremios participarán de la movilización del 30 de abril.

Moyano, incluso, prometió estar al frente de la caravana que el año pasado movilizó a 120 mil personas al puente que va a Fray Bentos. Además, Camioneros prometió difundir la consigna «no a las papeleras» y pedir a sus afiliados que no atenten contra los piquetes.

Como si eso fuera poco, Moyano le cederá a los asambleístas unas oficinas en el edificio de la calle Azopardo al 800 para que desarrollen sus tareas en Capital Federal. Jorge Fritzler y José Pouler son los más ligados a la CGT y tienen nexos con Héctor Maya.

Con tantos gestos hacia los vecinos de Gualeguaychú, el diálogo entre la CGT y la CNT no podía ser muy fructífera. De hecho, hay posiciones incompatibles. «Ellos piden que no se afecte la obra y la empresa, nosotros queremos la relocalización de Botnia» dijeron ayer fuentes de la CGT.

Dejá tu comentario