Primer día tras las PASO: anuncio de obras y sin renuncias a la vista

Política

El Gobierno por ahora quiere mostrar una gestión más acelerada. Alberto F. resiste los cambios en Gabinete. El mercado vigila.

Sin cambios por ahora a la vista, con autocrítica mas que acotada y catarata de anuncios para intentar mostrar una aceleración en la gestión. Profundizar la gestión e intentar evitar cambios duros en el Gabinete; la estrategia inicial que giró alrededor del Presidente. Ese puede ser el resumen que mostraba ayer el Gobierno en la Casa Rosada, lejos de algún contacto físico con el resto del Frente de Todos. En realidad, el kirchnerismo eligió concentrarse en su más pura expresión con una reunión en Cristina de Kirchner, su hijo Máximo y Wado de Pedro en el despacho de la vicepresidenta en el Senado. Alberto hizo lo propio con Santiago Cafiero, Juan Zabaleta y Gabriel Katopodis en la Casa Rosada.

Si hubo vasos comunicantes entre ambos grupos estos no fueron públicamente reconocidos, sobre todo cuando la regla del día en el Gobierno fue no apresurar mensajes cruzados sobre renuncias o cambios en el Gabinete. Ningún ministro, por otro parte, puso al menos oficialmente su renuncia a disposición del Presidente, una práctica que es habitual en las democracias moderas cuando existe un reves electoral. Eso no impidió que desde los sectores más duros de piqueteros aliados al Gobierno, hasta Hebe de Bonafini o Luis D’Elia (reaparecido aunque sin poder de decisión alguna en el oficialismo) pidieran cambios de nombres y de políticas.

El albertismo amaneció ayer luego del resultado de las PASO con declaraciones de Cafiero. “Vamos a escuchar el mensaje de ayer. Sabemos para qué nos votaron: para que generemos trabajo y para mejorar la vida que teníamos y que queremos recuperar. Lo vamos a hacer independientemente del resultado electoral...”, dijo el jefe de Gabinete en declaraciones a Radio 10. Y ensayó una primera explicación al resultado electoral: “Las medidas de cuidado que desde el punto de vista de la pandemia sirvieron, desde el punto de vista electoral generaron un clima muy adverso”. “Se votó en pandemia y seguimos en pandemia. El Presidente tomó la decisión de cuidar a la gente y dijo en varias oportunidades que no le importaba perder votos por hacerlo”, siguió. Y apareció al final un boceto de estrategia donde “reactivar la economía”, apareció en el centro de la escena junto a “trabajar el doble para recuperar la confianza” de los ciudadanos en las elecciones generales del 14 de noviembre.

Mas tarde el propio Alberto Fernández mostraba ejemplos de ese concepto. Por lo pronto el Presidente no alteró su agenda, sino todo lo contrario. Aceleró una serie de anuncios que continuarán hoy y hasta mostró durante el acto de lanzamiento del Proyecto de Ley de Compre Argentino, Desarrollo de Proveedores y Compras para la Innovación el apoyo de Antonio Caló que compartió escenario con él.

Sobre ese proyecto, presentado en el Museo del Bicentenario, dijo: “Para nosotros la industria es el motor central del desarrollo y el crecimiento y ese ha sido nuestro objetivo y seguirá siéndolo porque de ese modo generamos trabajo formal”. Además de Caló lo rodeaban Matías Kulfas, Fabiola Yañes, Cafiero y el presidente de la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL), José Tamborenea.

Los anuncios continuarán hoy. A la mañana visitará la fábrica de envases Ball en el Parque Industrial de Burzaco, en el partido de Almirante Brown, donde los directivos de la empresa le anunciarán una inversión de u$s60 millones de dólares y la generación de puestos de trabajo.

Allí se mostrará con Axel Kicillof, y el intendente local, Mariano Cascallares.

Los anuncios no se detendrán allí: también lanzará 25 obras públicas en 15 provincias, con una inversión de $9.390 millones y que se suman a las más de 2.500 que se encuentran en desarrollo. Además, dejará inaugurados los trabajos de mejoramiento de la avenida República Argentina en ese partido del conurbano.

Temas

Dejá tu comentario