¿Patagónicos raza superior? Kirchner parece creerlo

Política

El Sur no sólo también existe, sino que a veces parece que superexistiera. Es un poco lo que pareció desprenderse del exaltado discurso de ayer del presidente Néstor Kirchner frente al gobernador del Chubut, Mario Das Neves.

Toda esta suerte de «patriotismo sureñista» parece demasiado para rematar que «Cristina va a hacer muchísimo mejor gobierno que nosotros», aunque más no sea si se recuerdan los tristes antecedentes que tiene en la historia la reivindicación de virtudes especiales, intangibles pero perversamente postergadas, pertenezcan esas virtudes a regiones, razas, etnias o naciones.

Veamos qué dijo el Presidente:  

  • Señor gobernador, amigo y compañero de la provincia del Chubut, Mario Das Neves, no sos doctor, es increíble como a veces no les queda qué decir y dicen cualquier cosa, pero fundamentalmente sos un señor, esto es central y fundamental.

  • También nosotros sabemos perfectamente que si alguna noticia hoy sale de la Patagonia Sur y demás, sale porque hay un Presidente que es de la Patagonia, sino tampoco se acordarían, porque lamentablemente muchas veces hay una visión muy centralista del país. El compromiso que nosotros tomamos fue transformar y cambiar esa región, darle el lugar que esa región se merece y lo estamos haciendo; lo estamos haciendo con profunda acción, profundas inversiones, con una profunda decisión, con un profundo sentido federal y la transformación que tiene el Chubut, provincia que uno la siente como la casa propia, ha sido total y absoluta.   

  • No tengan ninguna duda que, el compromiso que este proyecto de construcción colectiva tiene, con Cristina aún se va a profundizar mucho más, porque ahora estamos dando el escalón fundacional y nosotros a partir de salir el 10 de diciembre de 2007 de la situación de infierno que le tocó vivir a este país, vamos a definir un país con un perfil estratégico, claro en sus grandes políticas que va a permitir que definitivamente la Argentina pueda ser una sola.

  • Los que conocemos, como es el caso de Cristina y yo, tan a fondo la realidad de la Patagonia, la Patagonia Sur, no tengan ninguna duda que acompañados por los gobernantes de aquellas regiones, vamos a darle el lugar definitivo que la Patagonia merece en el corazón del país, porque han sido años de lucha, años de esfuerzo, años de sacrificio donde muy pocas veces he escuchado y hoy creo que tenemos que seguir a fondo con este período de recuperación.   

  • Pero no solamente lo hago porque soy un hombre del Sur y estoy enamorado del Sur, de mi tierra, de mi provincia y de provincias como Chubut, Tierra del Fuego, Río Negro y Neuquén, sino porque creo también como argentino que no haber mirado al Sur como no haber mirado al Norte, fue uno de los grandes errores de este país tan centralista que se ha construido donde muchas veces importa mucho lo que pasa en el centro del país pero importa poco lo que pasa más allá de la General Paz; y tiene que importar lo que pasa en el centro del país y lo que pasa más allá de la General Paz.

  • Amor, brazos abiertos, que esos discursos queden en el pasado, nosotros en la Argentina tenemos que construir la convivencia, la superación, un nuevo país, que es la tarea para la cual confiamos fuertemente en la capacidad, en el estilo, en la capacidad intelectual, en la de trabajo, en la de compromiso, que tiene Cristina que no tenemos ninguna duda que va a hacer muchísimo mejor gobierno que nosotros y que va a permitir que este país pueda avanzar muchísimo más rápido, porque para eso nos renovamos. Siempre es bueno renovarse para cambiar, para mejorar, para crecer, porque siempre los tiempos que vienen tienen que ser mejores de los que se realizaron hasta ahora. No somos un país que nos conformemos ni con retroceder ni con lograr todo esto, estamos contentos con lo que hemos logrado pero queremos lograr muchísimo más.
  • Dejá tu comentario