Pfizer (no vende su vacuna en Argentina) ensayará en Hospital Militar con embarazadas

Política

Anuncio en los Estados Unidos y preparativos en Buenos Aires. Equipo de investigadores preparan pruebas. Contradicción de una vacuna que es testeada en el país, se usa en otros pero no aquí. La "exigente" ANMAT tiene la palabra. 

Para poner en contexto la información, primero debemos situarnos en tiempo y lugar.

Estados Unidos, 18 de febrero de 2021.

Pfizer y BioNTech han iniciado un estudio internacional con 4.000 voluntarios para evaluar la seguridad y eficacia de su vacuna contra el COVID-19 en mujeres embarazadas sanas, según informaron el jueves las empresas. (una pieza de noticias en las agencias internacionales).

Argentina, 25 de febrero de 2021.

En las instalaciones públicas del Hospital Militar el equipo de investigadores contratados por Pfizer está presto para dar inicio al estudio de su vacuna contra el Covid-19 con mujeres embarazadas. Esta información fue verificada por Ámbito.

Contexto.

Dado que en la Argentina, en las instalaciones del Hospital Militar, el staff de Pfizer llevó adelante las pruebas de su vacuna con un grupo de argentinos, había un supuesto erróneo: esta sería las primeras que iban a poder salvar vida en nuestro país. Ocurrió lo contrario. A la fecha, no hay contacto.

La última data oficial emergió de la boca del triple G (ex ministro Ginés González García), el martes 15 de diciembre de 2020. Según el sanitarista, la firma internacional pedía “condiciones un poco inaceptables”.

GGG deslizó que Pfizer no estaba de acuerdo con la Ley de Vacunas que había votado el Congreso. Pedía inmunidad total y que bajo ningún punto de vista fuera objeto de denuncias judiciales debido a reacciones adversas en las personas luego de la inyección.

Volviendo a los estudios clínicos, en Buenos Aires está la oficina pública ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), encargada de autorizar ensayos clínicos de una droga con humanos.

Lo último ingresado por Pfizer (si bien en Estados Unidos anunció que iniciaban los estudios, ayudó a la mejora de las acciones del laboratorio) en la ANMAT corresponde al año pasado. El expediente que su autorización por la “exigente” oficina pública reza:

- VACUNAS DE ARN DEL SARS-COV-2 BioNTech RNA Pharmaceuticals GmbH representado en Argentina por PFIZER S.R.L.

- Estudio de fase 1/2/3, controlado con placebo, aleatorizado, con enmascaramiento para el observador, de búsqueda de dosis para evaluar la seguridad, tolerabilidad, inmunogenia y eficacia de posibles vacunas de arn del SARS-COV-2 frente a LA COVID-19 en adultos sanos.

Embarazadas

Los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. pidieron mayor inclusión de las mujeres embarazadas y lactantes en la investigación de la vacuna contra el COVID-19. Señalan que hay más riesgo de contraer la enfermedad.

Los países involucrados en los ensayos son Estados Unidos, Canadá, Brasil, Chile, Mozambique, Sudáfrica, Reino Unido, España y Argentina.

Las mujeres recibirán la vacuna durante las semanas 24 a 34 de gestación, con dos inyecciones con 21 días de diferencia, el mismo régimen utilizado en el ensayo clínico más amplio.

Ámbito consultó para la nota a las autoridades de la ANMAT, que a través del departamento de prensa remitieron a los registros públicos. Por su parte, los representantes de de Pfizer en Argentina señalaron que pedirán la autorización para llevar adelante las pruebas de la vacuna contra el Covid-19.

Alguien dijo que “la Argentina es ese extraño lugar en donde mueren todas las teorías”. En el primer mundo, las personas se aplican las vacunas que se prueban y ensayan en nuestro territorio, pero acá están vedadas.

Dejá tu comentario