Piden detener a Telleldín para que sea juzgado como partícipe necesario del atentado a la AMIA

Política

El fiscal Alberto Nisman solicitó que el ex reducidor de autos Carlos Telleldín vuelva a ser sometido a juicio oral y público como supuesto partícipe necesario del atentado a la AMIA, que provocó 85 muertos el 18 de julio de 1994.

Mediante un escrito, el fiscal también pidió la inmediata detención de Telleldín, luego de que la Corte Suprema de Justicia revocara su absolución el 27 de mayo de 2009.

Nisman consideró "agotada" la investigación sobre la participación de Telleldín, y por ello solicitó su "pronto y rápido juzgamiento", tal cual el planteo que recibió el juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

Telleldín había sido absuelto por el Tribunal Oral Federal N° 3 en 2004, a raíz de una serie de irregularidades en la investigación, pero en 2009 al ser revisado el fallo por la Corte, se dispuso que vuelva a ser investigado y a tal fin sometido a un nuevo juicio oral y público.

"Se trata de un expediente en el que la verdad real ha sido lo suficientemente maltratada como para admitir más rodeos inútiles o nuevos planteos dilatorios", justificó Nisman, para quien "el cúmulo de pruebas validadas por la Corte Suprema de Justicia resultan suficientes para responsabilizar a Telleldín por su participación en el ataque y requieren que su juzgamiento se inicie de manera prioritaria".

En mayo de 2009, la Corte sólo había declarado válida la investigación del atentado hasta el 31 de octubre de 1995, día en que Telleldín implicó con su declaración a policías bonaerenses a cambio de una abultada suma de dinero, incentivo del que estaba al tanto el entonces juez Juan José Galeano.

De todos modos la Corte valoró que se haya determinado que Telleldín había sido el último tenedor de la camioneta Trafic que se acondicionó como "cochebomba" para perpetrar el atentado.

Luego de emprender varias medidas de prueba, ahora Nisman reclama un nuevo juicio para Telleldín, en tanto que aún se sigue investigando otro tramo de la causa.

En ese expediente está a la espera de la respuesta de un exhorto a Perú en busca de un testigo y del rastreo de celulares que operaron en la zona de la AMIA antes y después del ataque, entre otras medidas.

Lo que aún no se pudo determinar en la investigación es quien recibió la camioneta luego de pasar por las manos de Telleldín.

Dejá tu comentario