Por primera vez desde que se oficializó su candidatura, Cristina habló en público

Política

La candidata presidencial Cristina Fernández, defendió hoy la interacción entre el pensamiento académico y la actividad política y aseguró que en este tiempo "los gobernantes se parecen más a sus gobernados", al tiempo que llamó a no "asustarse ante lo nuevo".

En su primera disertación desde que fue anunciada su postulación a presidente de cara a las elecciones del 28 de octubre, la senadora Fernández expresó su visión sobre la realidad argentina y mundial y planteó la necesidad de "tener una apertura mental" ante el nuevo contexto político.

Fernández, quien llegó a San Juan acompañada por el vocero presidencial Miguel Núñez, clausuró el II Congreso Internacional Extraordinario de Filosofía, que sesionó en esta provincia desde el lunes hasta hoy con la participación de expertos en la materia que debatieron "El proyecto Humano y su Futuro".

La primera dama estuvo acompañada en el estrado por el gobernador sanjuanino José Luis Gioja; el director de la Biblioteca Nacional, Horacio González y la especialista brasileña Marilana de Souza Chauí.

En la primera fila del Centro Cívico, que hace poco fue inaugurado por el presidente Néstor Kirchner, estuvieron el gobernador de Mendoza y posible compañero de fórmula, Julio Cobos, y los mandatarios de Formosa, Gildo Insfrán, de Tucumán José Alperovich, de Chubut, Mario Das Neves, de La Pampa, Carlos Verna, y el vicegobernador de Misiones, Pablo Tshirst.

También asistieron legisladores nacionales, como los mendocinos Patricia Fadel y Celso Jaque, la bonaerense Mabel Müller, los sanjuaninos Ruperto Godoy, César Gioja y Juan Carlos Gioja, uno de los organizadores del Congreso.

Ante un auditorio mayoritariamente académico, la senadora desplegó su visión sobre la necesidad de una interacción entre el pensamiento académico y la actividad política.

"Estamos en un momento crucial, que exige de parte de todos nosotros mucha apertura mental, el estar dispuestos a la sorpresa, a lo nuevo, a lo diferente. Y a no asustarse ante lo nuevo y lo diferente que eso es lo que hace que la filosofía, la política, y en síntesis, la vida, tengan sentido", apuntó.

En ese marco, la senadora agregó: "Es muy importante que hombres y mujeres con responsabilidades en la articulación de pensamiento, en su formulación académica, en conjunto con hombres y mujeres que tenemos las responsabilidades concretas de todos los días, de resolver los concretos problemas, interactuemos".

En esa línea, agregó que "eso es lo que necesitamos: interactuación, pensamiento, idea y práctica; idea y praxis. Eso no es muy nuevo, eso es casi también de la modernidad".

La senadora hizo una evaluación de la situación que se vivía en el mundo en la década del 40 cuando Juan Domingo Perón inauguró el Primer Congreso de Filosofía y señaló que los cambios en Latinoaméricana generan sorpresa en Europa y en ese sentido comentó que un senador socialista francés le preguntaba qué pasa en la región, "si hay un giro a la izquierda".

"Y yo le decía que es mucho más simple: ahora los gobernantes en América Latina se parecen a los gobernados. Yo no sé si será a la derecha, al centro, a la izquierda o al fondo, pero me parece sí que hay una nueva realidad latinoamericana y que tenemos que dar cuenta de esa diversidad, que también tenemos en nuestros propios espacios y proyectos, porque diferentes también son nuestras historias, nuestras identidades y nuestras tradiciones".

"Somos un continente sin problemas étnicos ni religiosos, muchas veces nos miraron con extrañeza desde los grandes 'centros civilizados' con categorías de pensamientos diferentes a las nuestras, no se entendieron movimientos de masas, fenómenos sociales que tienen que ver con la otra cuestión del pensamiento que no es solamente la cuestión abstracta y racionalista".

Recordó que "durante el siglo pasado los derechos humanos tuvieron para nosotros en la región la significación de la violación masiva, por parte de las dictaduras, masivas y planificadas de estos derechos".

"Hoy, afortunadamente, ya no tenemos esa violación masiva y planificada de los derechos humanos, pero tenemos otras violaciones: la de la inequidad, la pobreza y la desigualdad, que es la otra gran clave que debe abordar la región.

Una región que también es, hacia adentro de sí misma compleja y diversa", agregó.

A lo largo de su exposición que se extendió por cuarenta minutos, Cristina Fernández dijo que en otra época como "parte de una generación, soñamos con cambiar el mundo, hoy estamos más humildes: apenas soñamos con ayudar a cambiar nuestro país y a que cambie la región".

Agregó al respecto que "los sistemas de ideas tienen sentido cuando interactúan con la sociedad; la ideología, el pensamiento, las ideas adquieren existencia cuando intervienen en la realidad y ahí se convierten en política".

En otro pasaje de su disertación, resaltó, en alusión a los dirigentes políticos, que "todos tienen ideología, pero el problema es que algunos no pueden contarla y la disfrazan".

Dejá tu comentario