Presentaron denuncia contra Telerman por usurpación de título

Política

La legisladora kirchnerista porteña, Sandra Bergenfeld, denunció hoy a la Justicia la presunta "usurpación de títulos y honores", en que habría incurrido al jefe de gobierno de la ciudad, Jorge Telerman, al haber firmado con sello de "licenciado" cuando en realidad carece de título universitario.

La diputada hizo el anuncio en una conferencia de prensa en la Legislatura, de la que también participaron el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Diego Kravetz, y sus colegas de bancada Ana Suppa, Alberto Pérez, Silvia La Ruffa e Ivana Centanaro.

Bergenfeld aseguró que "hasta su nombramiento, donde dio fe y firmó el acta" Telerman había admitido ser "licenciado".

Y aseguró que "en más de 200 expedientes públicos" figura en tal condición.

Así, fueron exhibidas fotocopiadas actas del convenio para el Saneamiento de la Cuenca Riachuelo-Matanza, proyectos de ley y otros documentos similares refrendados por el titular del Ejecutivo donde el sello aclaratorio de su firma señalaba "licenciado".

"Esto tenía que pasar a la Justicia porque en definitiva se está faltando el respeto a la ciudadanía", expresó Bergenfeld.

Y cuando se le preguntó "¿por qué ahora?", presumiendo una intención electoral, la diputada lo negó.

En respuesta, recordó que "ya en diciembre" presentó "un pedido de Resolución sobre el tema, al conocer la nota aparecida en el diario Clarín el 12 de diciembre pasado, donde Telerman había admitido que no era licenciado".

Y subrayó: "No sé por qué ha hecho esto (Telerman) porque en realidad es idóneo" para la gestión.

"El Código Penal prevé multas -dijo Bergenfeld- pero no sabemos qué pensará el fiscal por el tiempo extenso en que exhibió esa condición", advirtió.

Por último, fue exhibido el video del acto en la Legislatura en oportunidad de asumir Telerman, el pasado 13 de marzo, tras la destitución de Aníbal Ibarra.

Allí, en varias oportunidades, se lo menciona también como "licenciado" sin encontrar reparos de su parte.

La querella iniciada por la legisladora se suma a la impulsada ayer por Javier Miglino, abogado de un sobreviviente de "Cromañón", por presunta usurpación de "títulos y honores que no le correspondieren", la cual quedó radicada ante el juez federal Jorge Luis Ballestero.

Ayer, el jefe de Gobierno respondió que las acusaciones en su contra "son tonterías, no tienen la más mínima relevancia" y definió la cuestión como una "picardía" de cara a las elecciones en la Ciudad, que se celebrarán el 3 de junio.

De todos modos, el sábado había anunciado, antes de viajar a Israel, que abrió un sumario administrativo para investigar lo sucedido.

Dejá tu comentario