Presupuesto porteño 2021: área por área, donde ajusta y donde incrementa el gasto

Política

Un informe de la Undav reveló que la propuesta del Gobierno porteño incrementará los pagos de deuda y prevé un fuerte ajuste en educación, vivienda y los servicios sociales y públicos vinculados al agua.

Un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) reveló que el Presupuesto de la Ciudad de Buenos Aires para 2021 incrementará los pagos de deuda y prevé un fuerte ajuste en educación, vivienda y los servicios sociales y públicos vinculados al agua.

El reporte al que accedió Ámbito aseguró que al presupuesto porteño que Horacio Rodríguez Larreta envió a la Legislatura con dos meses de atraso estima un ajuste real en el gasto para el 2021 del 3%, tomando la inflación proyectada del 32%, en línea con la estimación nacional, aunque los gastos corrientes sufrirán un ajuste mayor, del 6,2%.

“Los gastos de capital crecerán un 20%, pero esto se debe a que partirán de un nivel particularmente bajo, ya que por la pandemia las obras prácticamente se frenaron en 2020, cayendo un 33%”, afirmó el estudio académico, que igualmente aclaró que con respecto al 2019, el gasto de capital será en 2021 un 20% más bajo.

Los gastos destinados para “servicios sociales”, que en el 2020 tendrán un aumento real del 3,2% en relación al 2019, se contraerán en términos reales un 6,3% con respecto al corriente año, quedando 3,3% en 2021 con respecto al 2019. “Las prioridades políticas del gobierno porteño quedan en evidencia cuando se observa a nivel desagregado cómo evolucionará el gasto por función”, sostuvieron los expertos de la Undav.

Disminución de fondos previsto para 2021, frente al 2019:

  • Partidas como Vivienda -45,3%
  • Partidas para Agua Potable y Alcantarillado -38,7%
  • Partidas para Trabajo -10,8%
  • Partidas para Cultura -16%
  • Partidas para Educación +0,5%
  • Partidas en Salud -9,4%

Según la Undav, uno de los temas más sensibles del ajuste recae en la salud. “A causa de la pandemia, está área aumentó en términos reales durante el corriente un 8,4%, en comparación al 2019. El ejecutivo porteño argumentará que este recorte en salud del año 2021 es a causa del gasto extraordinario por Covid durante 2020, aunque no está del todo claro que se termine la pandemia durante el año venidero”, expresaron.

Los gastos destinados a servicios económicos durante el corriente año experimentaron, en términos reales, una contracción de 17,7% con respecto al año pasado, y para el siguiente año se prevé un retroceso de 2,4%.

Presupuesto 2021 Ciudad Informe Undav 2.jpg

Las partidas que más se verán afectadas para 2021 son las de Ecología y Servicios urbanos con caídas de 12,8% y 10,4%, respectivamente. Durante el corriente año, estas áreas tuvieron un marcado descenso: Ecología se contrajo un 15,1% en términos reales en comparación al año 2019 y servicios urbanos un 16,6%.

Transporte, que redujo sus gastos en términos reales durante el 2020 en 26,6%, en comparación con el año 2019 recuperará su valor real de ese año en el 2021.

Cuáles son los rubros que Ciudad incrementa el presupuesto en 2021

Los únicos gastos que lejos de sufrir un ajuste, seguirán aumentando en términos reales durante 2020 y 2021, son los servicios de seguridad, en un 3,6% y 6,6% respectivamente, lo que da un acumulado en dos años del 10,5%. “Esto muestra a las claras que la forma de gobierno del ejecutivo porteño está orientado hacia una política represiva más que a un desarrollo económico con inclusión social”, consideró la Undav.

Paralelo al recorte del gasto público, el Ejecutivo porteño incorpora tres nuevos tributos. “Dos de ellos impactarán en el sistema financiero, al mismo tiempo, que afectarán la regulación de la tasa de política monetaria. Los nuevos impuestos a los ingresos brutos a las Leliq y a las operaciones de Pases implicarán un aumento de las tasas activas, con su correlato negativo en la demanda de créditos para proyectos productivos y préstamos personales”, señaló el documento.

Asimismo, el tributo de 1,2% en los pagos con tarjetas de crédito incrementará los costos mediante ese medio de pago, lo que derivará en un “desincentivo” a la bancarización con “efectos negativos” sobre la actividad comercial y el consumo.

“Gracias a este aumento de los ingresos vía impuestos y crecimiento de la base imponible por reactivación de la actividad económica y reducción del gasto, se prevé una caída del déficit fiscal estimado para 2020 en $75.000 millones, generado en gran medida por los gastos propios de la pandemia. Este se reduciría hasta los $25.000 millones en 2021; lo cual permitiría reducir la deuda pública porteña”, indicó el análisis.

La Undav también comparó cómo evolucionan las partidas más importantes entre CABA, Nación y de la provincia de Buenos Aires proyectados para el 2021.

  • Los gastos de capital, muy relacionados a inversión en infraestructura, comparado con 2019, crecen un 73,7% en Nación y un 135,5% en la provincia de Buenos Aires, mientras que en CABA se contraen un 20%; todas las variaciones en términos reales.

  • Los servicios económicos se incrementan un 43,7% en el presupuesto nacional y un 28,4% en el de PBA, mientras que en el presupuesto de CABA los recursos para los servicios económicos se reducen un 19,7% en términos reales en relación a 2019.

Dejá tu comentario