Previo a la aparición, hubo masivas marchas en Escobar y La Plata

Política

Organizaciones de derechos humanos, familiares y allegados de Luis Gerez se movilizaron ayer por las calles de Escobar para reclamar su "aparición con vida", horas antes de que el testigo fuera hallado golpeado pero a salvo en la localidad bonaerense de Garín.

Una columna encabezada por familiares directos de Gerez partió ayer pasadas las 17.30 desde la entrada del pueblo en dirección a la Municipalidad local, aunque los planes debieron modificarse a último momento porque la Policía había cercado la zona para evitar la protesta.

Ante esta situación, los manifestantes improvisaron un acto frente a la estación ferroviaria de la ciudad, donde la esposa del testigo desaparecido, Mirta Praino, aseguró que "no han podido y no van a poder acabar con la militancia de los pueblos".

La mujer expresó su "profundo agradecimiento" a los gobiernos nacional y bonaerense por el "apoyo incondicional" que le brindaron desde la desaparición de su esposo, quien finalmente volvió a su lado esta noche sano y salvo.

"Mi familia y yo estamos rodeados de una contención muy honda por parte de la Provincia. Además el presidente (Néstor Kirchner) nos ha dado un gesto de acompañamiento que sólo los militantes sabemos entender", expresó la esposa de Gerez antes de que apareciera su marido.

"No bajemos los brazos, todos juntos vamos a poder con quienes quieren destruirnos. Tenemos que poder", concluyó Praino.

De la misma forma, un compañero del testigo, Orlando Uviedo, consideró que la ausencia de Gerez era "una herramienta de los militares para apretar a Kirchner y que no se hagan los juicios y los manden presos de por vida, como sucedió cuando el compañero López hizo encarcelar a (Miguel) Etchecolatz".

Una vez finalizado el acto, el actor y compañero de Gerez en la agrupación "Pensar Escobar", Alberto Fernández de Rosa, consideró que fue "un encuentro perfecto, porque pudimos expresar nuestros deseos".

"Luis es un hombre entrañable. Lo vamos a traer de vuelta", agregó convencido Fernández de Rosa, al tiempo que reiteró el pedido de "castigo a los sectores militares" que a su criterio participaron del episodio.

Por su parte, la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, aseguró que la ausencia de Gerez representaba "un acto de cobardía" de parte de los "policías que participaron en la dictadura".

La movilización contó con la adhesión de funcionarios del Ministerio de Derechos Humanos de la Nación; el canciller Jorge Taiana; el intendente de Morón, Martín Sabbatella; y varios funcionarios y legisladores oficialistas.

Además participaron de la misma los dirigentes Néstor Pitrola (Polo Obrero); Victor de Gennaro y Hugo Yasky (CTA), Emilio Pérsico (funcionario bonaerense y jefe del Movimiento Evita) y Jorge Ceballos (funcionario nacional y líder de Barrios de Pie).

Al mismo tiempo organizaciones sociales, políticas y sindicales se movilizaron en la ciudad de La Plata para reclamar por la aparición de Jorge Julio López, el testigo desaparecido luego de declarar contra el represor Miguel Etchecolatz.

Esta marcha, convocada por HIJOS, SUTEBA, delegados de Astilleros Río Santiago y el Partido Obrero, se realizó en la plaza San Martín, frente a la Casa de Gobierno provincial, hacia donde se movilizaron unas 200 personas.

Dejá tu comentario