Productores bonaerenses reclamaron firma urgente de emergencia agropecuaria

Política

La reunión de la Mesa Agropecuaria bonaerense con productores, dirigentes de entidades ruralistas, técnicos, intendentes y legisladores, en Bolívar, finalizó con el urgente reclamo de la firma de los decretos de emergencia o desastre agropecuario provinciales y nacionales para la zonas inundadas.

Así lo confirmó el director ejecutivo de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Alfredo Rodes, de la entidad integrante de la Mesa.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati dijo en Bolívar que "casi tan alarmante como la inundación es la actitud del gobierno, que busca permanentemente disminuir el daño que están sufriendo los productores, quizás para no tener que dejar en evidencia la falta de ayuda y colaboración".

Biolcati había realizado una extensa recorrida por la región durante la mañana, luego pidió al gobierno de Daniel Scioli "la mayor celeridad en la puesta en vigencia y el cumplimiento de las leyes de ayuda vigentes".

Analizó que "el daño provocado por las lluvias a los productores es enorme y excede la posibilidad que otorga la emergencia agropecuaria de diferir el pago del impuesto inmobiliario".

"Hoy se ve claramente la injusticia del salvaje aumento del impuesto inmobiliario por parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires, así como de otras provincias que también lo impulsaron, ya que los productores, aún declarados en emergencia, deberán hacer frente a ese impuesto diferido dentro de seis meses, aunque sus campos hayan estado tapados de agua y no hayan podido sembrar ni producir", indicó Biolcati.

Recordó que a través de las retenciones, "el campo entrega entre 6 y 9 mil millones de dólares por año al gobierno, además de pagar el resto de los impuestos que pagan todas las actividades económicas".

Por su parte, los técnicos de los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) que disertaron en la concurrida reunión, en la Sociedad Rural de Bolívar dijeron que "la presión fiscal se potencia con las inundaciones".

"El impacto del fenómeno afecta a los productores, pero también a los integrantes de localidades del interior relacionadas con el agro", aseguraron Juan del Río y Juan Martín Capelle.

Su disertación fue atentamente seguida por los productores y numerosos asistentes al encuentro donde primó la preocupación ante el cálculo de cinco millones de hectáreas bajo agua que brindó el economista en jefe de la Sociedad Rural, Ernesto Ambrosetti.

El trabajo de CREA analizó "tres modelos de empresas agrícolas con campo propio, de Pehuajó, Bolívar y Azul, con dos niveles de afectación hídrica en los campos: 40 y 70 por ciento", indicó un comunicado de CREA.

En los modelos con inundación se "consideró un aumento del 20% en los gastos de estructura, debido a mayores arreglos en los caminos y a reparaciones de la maquinaria, entre otros aspectos.

"Si se considera el modelo de Pehuajó, con una disminución de producción de 40% en los cultivos de fina, las simulaciones indican una caída superior al 80% de los resultados económicos", sostuvo el estudio.

Así "la presión impositiva sobre éstos pasa del 86% al 96% en el campo con el 40% anegado y al 115% en campos con 70% inundado, aun en el caso en que se apruebe la Emergencia Agropecuaria en el partido".

Dejá tu comentario