12 de diciembre 2007 - 00:00

Promesa de fidelidad a Hugo Chávez

Jorge Taiana
Jorge Taiana
Cristina de Kirchner le garantizó ayer a Hugo Chávez que nada cambiará en la relación entre Venezuela y la Argentina. La Presidente, incluso, le aseguró al visitante que los acuerdos comerciales y políticos se profundizarán en los próximos cuatro años.

Al menos ésta es la conclusión que Chávez se llevó del encuentro que ambos mantuvieron por la tarde en la Casa Rosada, en una de las múltiples entrevistas con enviados extranjeros a las que la Presidente dedicó su primer día de gestión.

El venezolano consiguió la garantía de parte de la anfitrionade que dentro de una semana, cuando el próximo martes se encuentren los jefes de Estado del Mercosur en la capital uruguaya, la Argentina hablará a favor de la aceleración y el pleno apoyo para el ingreso venezolano al bloque.

  • Argumento

  • Esto será un llamado puntual a los congresos de Brasil y Paraguay, los únicos dos países que todavía no aprobaron la aceptación de Venezuela como el quinto socio del Mercosur.

    La Presidente, acompañada por el canciller, Jorge Taiana, incluso mencionó que el hecho de haberse realizado elecciones en Venezuela y de que Chávez haya aceptado la victoria de la oposición debería bastar para que ese país deje de ser considerado como un posible violador de la cláusula democrática que deben cumplir todos los miembros del Mercosur. Este era hasta ahora el argumento que utilizaban los legisladores opositores brasileños para negarse a tratar el proyecto de integración de Venezuela al bloque.

    Cristina de Kirchner fue aun más allá en las promesas para Chávez. Hablaron de la necesidad de avanzar en los próximos años y en los programas bolivarianos de integración energética, que en teoría deberían incluir el hasta ahora fallido Gasoducto del Sur, una idea que para Brasil ya debería estar archivada.

  • Apoyo

    El venezolano explicó que el próximo jueves, Lula da Silva visitará Venezuela y que allí quedará definido si el proyecto continúa en pie o se modifica por alguna idea más realista. En cualquiera de los casos, aclaró Cristina de Kirchner, Chávez tendrá el apoyo argentino.

    Una vez escuchadas las promesas argentinas, el presidente venezolano se dedicó a sus ofrendas. Se comprometió a continuar apoyando financieramente a la Argentina, «siempre que nos sea posible». Desde Buenos Aires se entendió la promesa como una continuidad de la compra de bonos de la deuda argentina, operaciones que ya superan los u$s 5.000 millones.

    Además, Chávez se comprometió a seguir respetando las inversiones argentinas en su territorio, un capítulo de particular interés para tres empresas (Techint, Pescarmona y el grupo Grobocopatel) preocupadas por que no se congele el vínculo entre los dos Estados. Como primera medida para apuntalar esta política, Chávez anunció que continuarán organizándose las rondas de negocios bilaterales, que en la práctica profundizan la balanza comercial favorable a la Argentina, que este año superaría para el país los u$s 1.200 millones.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar