13 de julio 2007 - 00:00

Removieron a la cúpula del Servicio Penitenciario Federal

El ministro de Justicia, Alberto Iribarne, nombró ayer a un nuevo director del Servicio Penitenciario Federal (SPF) con la intención de producir un cambio en el "perfil" de esa institución, en una decisión tomada tras los allanamientos en una cárcel por el caso del testigo Jorge López.

Voceros de la cartera de Justicia confirmaron que al frente del organismo quedó Alejandro Marambio Avaria, un abogado perteneciente a la sociedad civil.

El designado funcionario se desempeñaba hasta el momento como director nacional de Rehabilitación Social en la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios, desde donde potenció la gravitancia de las bibliotecas en los penales.

Antes, Marambio Avaria fue docente del Centro Universitario Devoto (CUD) -dependiente del Programa UBA XXII de la Universidad de Buenos Aires-, donde se dictan nueve carreras para reclusos.

Además, el nuevo director del SPF editó el libro "Cuaderno Negro, revista sobre la cárcel y la filosofía del castigo" y fue quien delineó el plan para salir de la crisis carcelaria en Mendoza, luego de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos cuestionara las condiciones de detención en esa provincia.

Su designación determinó la remoción de Hugo Soza como titular del Servicio Penitenciario Federal.

La cartera de Justicia, a través de sus voceros, rechazó que la decisión de Iribarne tenga relación con el caso del testigo del juicio contra el represor Miguel Etchecolatz, desaparecido el 18 de setiembre pasado, y las fuentes señalaron que con al nueva designación se busca modificar el "perfil" de la institución.

Organismos de derechos humanos que impulsan la investigación de la desaparición de López habían cuestionado la actuación del SPF y denunciaron tratos preferenciales a represores alojados en la cárcel de Marcos Paz.

El juez federal Arnaldo Corazza, quien investiga la desaparición de López, llevó adelante en los últimos meses dos operativos en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz, dependiente del SPF.

Allí están alojados represores condenados por violaciones a los derechos humanos, entre ellos el ex jefe policial bonaerense Etchecolatz, en cuyo proceso declaró López y luego desapareció.

Según trascendió, a partir de esos operativos, la Justicia federal presentaría una denuncia por presuntas irregularidades en las que habría incurrido el SPF, en tanto que el Ministerio de Justicia lleva adelante sumarios administrativos.

Soza, un prefecto retirado, había asumido al frente del Servicio Penitenciario Federal en 2005, tras el desplazamiento del inspector general José Luis Soria.

Dejá tu comentario

Te puede interesar