5 de diciembre 2007 - 00:00

Represalia: peronismo quita cargo a UCR

Represalia: peronismo quita cargo a UCR
El plan canje de votos a cambio de cargos ya empieza a funcionar en la Cámara de Diputados. La ausencia de legisladores de la UCR ayer en la votación para prorrogar la Ley de Emergencia Económica, vista en los ojos del oficialismo como una violación de «códigos» parlamentarios, podría acarrearle a la oposición un severo castigo de parte del hegemónico bloque Frente para la Victoria que consistiría en quitarle al radicalismo la vicepresidencia segunda de la Cámara baja.

Iracundos, Agustín Rossi y Patricia Vaca Narvaja, jefes políticos del kirchnerismo en Diputados, dejaron trascender ayer que la desobediencia de la UCR, que según ellos se había comprometido a dar quórum para tratar la prórroga de la Emergencia Económica, podría llevar al oficialismo a retener no sólo la vicepresidencia primera del cuerpo, sino también la segunda, reservada históricamente a la primera minoría en el recinto.

  • Comentario

  • «Si ellos no cumplen con la palabra empeñada, entonces nosotros también vamos a empezar a revisar las tradiciones de la Cámara», fue el inquietante comentario de un estratega del Frente para la Victoria desde el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso. «Al tener más de la mitad del recinto integrado por nuestros diputados, se puede interpretar que nos corresponde más de una vicepresidencia», alardeó el mismo kirchnerista en un ejercicio libre de matemática cristinista que recordó a la ampliación de miembros del Consejo de la Magistratura impulsado por Cristina de Kirchner para dotar al oficialismo de poder de veto en la designación y remoción de jueces.

    Hasta ayer, el acuerdo Frentepara la Victoria-UCR era que la radical chaqueña Liliana Bayonzo, de las huestes de Angel Rozas, sería la vicepresidenta segunda de la Cámara baja. El pacto se había hecho público tras la ratificación de Rossi como jefe del bloque oficialista, Vaca Narvaja como vicepresidenta primera y Eduardo Fellner como nuevo presidente del cuerpo. Pero la osadía del radicalismo de retirarse del recinto al momento de tratar la prórroga de la Emergencia que le permitirá a Cristina de Kirchner renegociar contratos con las empresas de servicios públicos y seguir disponiendo de los planes Jefas y Jefes de Hogar podría potenciar, como represalia, la hegemonía del oficialismo en el Congreso.

    Además, como la presidente electa innovó al dejar a la provincia de Buenos Aires sin cargos en la conducción del recinto, al kirchnerismo ahora se le ocurrió compensar a los compañeros del conurbano postulando a José María Díaz Bancalari para la vicepresidencia segunda que reclama la UCR.

    Así el radicalismo podría quedar relegado a la vicepresidencia tercera de la Cámara de Diputados, castigando así también a macristas, peronistas antikirchneristas y la Coalición Cívica de Elisa Carrió, quienes podrían quedar sin puestos para disputar.

    Hoy la polémica continuará en el recinto cuando los diputados elegidos el 28 de octubre presten juramento en una sesión convocada para las 11 y que exhibirá claramente el ampliado poder de fuego del Frente para la Victoria. De 118 diputados propios, el bloque que preside el santafesino Rossi pasará a 130, sin contar otros 30 legisladores aliados del ex duhaldismo, la UCR kirchnerista, el socialismo y los partidos provinciales.

    Además, con la asunción de Fellner, actual gobernador de Jujuy, la Cámara de Diputados romperá por segunda vez -la primera fue con el porteño Rafael Pascual en el gobierno de la Alianza-la tradición que se cumple desde el advenimiento de la democracia, según la cual ese cargo debe ser ocupado por un dirigente bonaerense.

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar