San Luis se rebeló y habrá dos husos horarios en el país

Política

El Gobierno de San Luis dispuso hoy por decreto retrotraer el huso horario en la provincia a su posición anterior desde el lunes próximo, mientras que aumentan los reclamos en otras zonas del país por los "cambios de hábito" que provocó el adelantamiento de la hora.

Para el gobierno de Alberto Rodríguez Saá, el adelantamiento de una hora "no se traduce en un ahorro de energía, y además provoca cambios de hábito en la población", por lo que decidió dar marcha atrás con la medida que dispuso el Gobierno Nacional a fines del año pasado.

De esta forma, a partir del lunes próximo San Luis tendrá una hora de desfasaje con el resto del país, hasta el 16 de marzo próximo, cuando se volverá -según lo dispuesto por la Nación- al horario que rigió hasta el 29 de diciembre último.

El anuncio lo hizo el vicegobernador de la provincia, Jorge Pellegrini, quien días atrás había anticipado que el Ejecutivo de San Luis evaluaba retrasar los relojes.

De este modo, los sanluisinos deberán modificar la hora a partir de las 00:00 del lunes 21, cuando pasarán a ser, en realidad, las 23:00 del domingo 20 de enero.

Sucede que con el huso horario actual, en San Luis anochece cerca de las 23:00, un horario similar al resto de las provincias cercanas a la Cordillera de Los Andes, que también se quejan.

"Hemos tenido reuniones con cámaras empresarias e instituciones para consensuar esta decisión de volver al anterior huso horario", señaló Pellegrini, en conferencia de prensa.

El funcionario sostuvo, además, que "el trastorno que ha provocado el adelantamiento de la hora se nota en el reloj biológico de cada uno de nosotros, que estamos con cara de cansados".

Pero, al margen de los hábitos, hay otro punto que justificó el Gobierno provincial para avanzar con la medida, que fue el crecimiento de la demanda energética en un 16,84 por ciento desde comienzo de 2008, en comparación con igual período de 2007.

Este resultado de la Comisión Reguladora Provincial de Energía Eléctrica fue leído por San Luis como un fracaso de la medida, que terminó generando el efecto inverso al buscado.
Desde un comienzo, San Luis se había manifestado en contra de la medida e, incluso, Rodríguez Saá había enviado una carta al ministro de Planificación, Julio de Vido, para transmitir su descreimiento sobre el proyectado ahorro de energía.

Mendoza fue otra de las provincias que, desde el inicio, cuestionó el cambio en el huso horario, por lo que el Gobierno local anunció que evaluará los efectos de la modificación para decidir, a partir del 30 de enero, si sigue o no con la hora adelantada.
Además, en la provincia mendocina se sumó hace unos días la presión de distintas Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) que hicieron un pedido formal al Gobierno para volver al horario tradicional.

Estudios científicos de Mendoza habían criticado, también, la medida y anunciado que con este atraso el país está dos horas desfasado del huso que le corresponde geográficamente.

En Córdoba también comenzaron presiones al Gobierno para que modifique el horario, pero en este caso estuvieron encabezadas por empresarios gastronómicos de Carlos Paz y de Río Cuarto que denunciaron que la medida provocó una reducción del 25 por ciento en los ingresos de los restaurantes.

Por su parte, Tucumán, otra de las provincias en donde se estudió la posibilidad de separarse del horario que los relojes nacionales marcan, anunció que permanecerá en línea con el adelantamiento y finalizará el plazo decretado en el huso horario actual.
"Seguirá el cambio horario; la medida sirve", aseguró el ministro de Desarrollo Productivo tucumano, José Manuel Paz, aunque alertó que "pudo haber complicado los hábitos de la gente".

Tampoco San Juan modificará el horario, según señaló el gobernado de la provincia, José Luis Gioja.

Esta no será la primera vez que Argentina estará dividida en dos horarios, para sus provincias, dado que en el invierno de 2004, a diferencia de este verano, se atrasó en 60 minutos el huso horario, pero no en todos los distritos.

La determinación había generado, por aquel entonces, veloces trastornos, por lo que se dio marcha atrás con la medida al poco tiempo de haberla aplicado.

El adelanto de la hora oficial en todo el país se efectivizó el 30 de diciembre último, por parte del Gobierno Nacional, y es una de las medidas que forman parte del Programa de Uso Racional y Eficiente de la Energía, que el Ejecutivo comenzó a aplicar para mejorar la utilización de este insumo.

Contrario a las críticas, De Vido había precisado que en sólo los tres primeros días de iniciado el adelantamiento horario ya se había generado un ahorro de entre 150 y 175 megavatios diarios de energía en todo el país.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario