Se expide una Iglesia crítica: el agro bien, pero el gobierno no

Política

Aunque van menos de cuatro meses de gestión de Cristina de Kirchner, el cardenal Jorge Bergoglio ya parece cansado de criticar al gobierno mediante metáforas bíblicas y parábolas celestiales. Hasta el momento, su discurso había sido más elíptico, sobre todo durante el paro agrario, cuando se limitó a formular apelaciones al diálogo. La falta de reacción oficial hizo que las cosas cambiaran, y el jefe del Episcopado mandó ayer a su vocero, Jorge Oesterheld, a marcarle al matrimonio presidencial su responsabilidad en la crisis del campo con un lenguaje esta vez directo y claro. "Por principio, siempre el Estado tiene más responsabilidad que los particulares porque marca las reglas de juego", declaró el portavoz del jesuita. La tregua entre el jefe de la Iglesia y Cristina de Kirchner duró poco. Para colmo, Bergoglio arma hoy una misa "por la Patria" en la Basílica de Luján, en la que advertirá sobre el clima de crispación social generado por el gobierno y sus fuerzas de choque callejeras.

Sin metáforas ni parábolas celestiales, el Episcopado de Jorge Bergoglio le imputó ayer a Cristina de Kirchner el paro de 21 días que realizaron los productores agropecuarios y que dejaron al país al borde del desabastecimiento.

El encargado de disparar contra la Casa Rosada fue el vocero del Episcopado, el sacerdote Jorge Oesterheld, quien afirmó que «el Estado tiene más responsabilidad que los particulares» en el conflicto del sector agropecuario, y sostuvo que los obispos expresaron «mucha preocupación» por esa situación.

«Por principio siempre el Estado tiene más responsabilidad que los particulares porque marca las reglas de juego. Las responsabilidades siempre son compartidas, pero el Estado tiene más responsabilidad que los demás», explicó Oesterheld.

El religioso sostuvo que «fue decisivo» lo ocurrido en el conflicto agropecuario para que los obispos decidieran convocar -hoy- a una misa en la Basílica de Luján en la que pedirán «por la paz social, un diálogo genuino y el respeto a las instituciones».

En declaraciones radiales, Oesterheld consideró que los prelados buscan «encontrar un espacio de oración para pedir por la amistad entre los argentinos, no solamente que no haya conflictos, sino que convivamos y convivamos bien».

Según dijo, se requiere de «una actitud y una manera de solucionar los conflictos que no sea esta manera tan conflictiva y tan complicada como la que hemos tenido en los últimos días».

«Todo lo que se vivió en esos días repercutió muchísimo en todo el país», expresó el vocero, quien señaló que los obispos están en contacto con «la realidad cotidiana en el interior y lo han vivido muy directamente con mucha preocupación».

«Las organizaciones de los productores agropecuarios han pedido muchas veces la ayuda de los sacerdotes y los obispos», señaló. Y, poco acostumbrado a transparentar las deliberaciones de los obispos en este tipo de cónclaves secretos y alejados de sus fieles, sorprendió al revelar que varios obispos «transmitieron a la asamblea» plenaria del Episcopado -que sesiona desde el lunes en Pilar, provincia de Buenos Aires- «esa preocupación».

  • Aspiración

    En ese contexto, Oesterheld confirmó que Bergoglio aspira a tener su propia plaza llena en Luján y que los obispos dispondrán que «en todas las parroquias se vuelva a rezar la Oración por la Patria».

    Se trata de una oración del Episcopado que en el último conflicto agropecuario fue rezada por productores en distintos actos y piquetes de las rutas, como por ejemplo en el que se puso fin al lockout patronal y a los cortes de ruta, en Gualeguaychú, diócesis del obispo Jorge Lozano.

    Los obispos de todo el país, encabezados por el cardenal Bergoglio, se trasladarán hoy a la Basílica de Luján para celebrar una misa en la que pedirán «por la paz social, un diálogo genuino y el respeto a las instituciones».

    Fuentes eclesiásticas informaron que la misa comenzará a las 19, y los prelados sólo se trasladan para brindar gestos importantes a la sociedad teniendo en cuenta que la Virgen de Luján es la Patrona del país.
  • Dejá tu comentario