Cámara alta avaló a Ramos Padilla como juez electoral bonaerense y apura a Boico para Cámara Federal

Política

Durante la sesión de ayer, Ernesto Martínez (Juntos por el Cambio) rechazó a una jueza de 75 años por "motivaciones sospechosas". Es la pareja del consejero de la Magistratura, Ricardo Recondo.

La Cámara alta que comanda Cristina de Kirchner votó ayer, en la primera sesión extraordinaria que se realiza desde inicios de enero -y tras una larga siesta-, el pliego que convierte al actual juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, como magistrado del estratégico Juzgado Federal 1 de La Plata, que tiene la competencia electoral bonaerense.

El Senado tampoco perdió tiempo ayer y dio ingreso para que tomaran estado parlamentario un ramillete de pliegos judiciales y diplomáticos. Se destacan los que proponen al abogado Roberto Boico -defensor de algunos oficialistas- como integrante de la Cámara Federal porteña -clave, ya que revisa causas muy sensibles para la política-, y del candidato a embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja, entre otros.

Con cómoda mayoría absoluta y la ayuda habitual de un puñado de aliados -aún no llega a los dos tercios-, el kirchnerismo no tendrá problema con avanzar con estas designaciones en la comisión de Acuerdos, que preside la camporista Anabel Fernández Sagasti, para luego dar luz verde en el recinto. Es el mismo camino que siguió el pliego de Ramos Padilla, celebrado en el oficialismo por sus altas calificaciones en el concurso que realizó para el cargo en La Plata.

El interbloque de Juntos por el Cambio no votó a Ramos Padilla, a quien lo acusaron siempre de “militante”. En tanto, el peronista disidente Juan Carlos Romero recordó las denuncias contra el juez en el Consejo de la Magistratura y lo calificó de “polémico”, por su manejo en la causa de supuesto espionaje en la que acusó al fiscal federal Carlos Stornelli. Sobre este punto, el salteño manifestó: “Estaba tan tirada de los pelos esa causa que ni siquiera se entiende. Luego, se la quitaron”.

Defensa

Desde el cristinismo, el bonaerense y excanciller Jorge Taiana aseguró que “Ramos Padilla fue víctima de una campaña mediática y política de descalificación”, que su única “filiación política fue en la Unión Cívica Radical”, y que además “soportó que un presidente en ejercicio -en referencia al exprimer mandatario Mauricio Macri- dijera que había que sacarlo”.

Soledad

Durante la reunión de ayer en el recinto -el protocolo de trabajo virtual se extendió en diciembre pasado hasta el mes próximo-, el senador macrista Ernesto Martínez reiteró su rechazo, al igual que semanas atrás en la comisión de Acuerdos, a la renovación de la jueza de cámara del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 10 de la Capital Federal, Silvia Mora, quien ya cumplió los 75 años y logró en las últimas horas un nuevo acuerdo de la Cámara alta.

Mora es pareja del vicepresidente del Consejo de la Magistratura, Ricardo Recondo. Martínez relacionó el accionar del segundo en los últimos meses -acompañamientos al oficialismo- con el avance del pliego. También habló de “motivaciones sospechosas”.

Como si fuera poco, Martínez resaltó también que se opuso en soledad al “atajo” de la miembros de la Corte Suprema de Justicia, Elena Highton de Nolasco, para continuar en el máximo tribunal pese a edad máxima permitida. Sobre esta cuestión, aseguró que “hay pactos” que repudia “pero que se están cuidando y respetando”, sin discriminar al actual Gobierno del anterior.

Dejá tu comentario