El Senado aprobó por unanimidad el alivio fiscal a monotributistas y los cambios en Ganancias y Bienes Personales

Política

El alivio fiscal a monotributistas establece una amplia moratoria que impacta a los caídos del sistema en los últimos 3 años, modifica las escalas para aliviar la situación fiscal y corre a junio la fecha del cambio de la alícuota para eliminar las deudas generadas.

El Senado convirtió en ley este jueves, por unanimidad, el alivio fiscal para más de 4 millones de monotributistas y cambios en el Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales para fomentar la inversión en moneda nacional.

El miembro informante por el oficialismo, el senador cordobés Carlos Caserio, indicó que el proyecto que modifica el monotributo "va a dar mayor alivio fiscal y previsibilidad a la actividad económica a 4 millones de monotributistas".

En tanto, sobre los cambios en Ganancias y BBPP, explicó que "se va a eximir del pago del impuestos a las ganancias a los intereses provenientes de depósitos de cajas de ahorro y plazos fijos en moneda nacional destinados a fomentar la inversión productiva".

A su turno, la senadora del bloque Parlamentario Federal, Clara Vega, criticó que esta iniciativa sea la enmienda de un error del Poder Ejecutivo y lo comparó "con los números que nos marca la pandemia". "Ese decreto firmado por el presidente se queda corto y se sigue cometiendo el error de no hacer un análisis integral de lo que significa la pandemia", dijo.

En tanto, el senador de Juntos por el Cambio, Víctor Zimmermann, anunció el apoyo de su bloque en general a ambas iniciativas. “Estas excepciones en el impuesto a las ganancias y eximiciones en los bienes personales van a facilitar la inversión y el ahorro en pesos y el proyecto de pequeños contribuyentes viene a reparar y corregir un error de la AFIP. Vamos a acompañarlos”, estableció.

Por último, el senador riojano del Frente de Todos, Ricardo Guerra, indicó que "el proyecto para promover la inversión en moneda nacional tiene un fin destacable, buscando promover las inversiones en pesos a través de exenciones en el impuesto a las ganancias y en el impuesto a bienes personales".

El alivio fiscal a monotributistas establece una amplia moratoria que impacta a los caídos del sistema en los últimos 3 años, modifica las escalas para aliviar la situación fiscal y corre a junio la fecha del cambio de la alícuota para eliminar las deudas generadas.

El proyecto plantea el sostenimiento de los valores mensuales de las cuotas a ingresar: el valor de las cuotas de enero a junio de 2021 será el vigente a diciembre de 2020. La actualización de la cuota regirá a partir de julio de 2021.

Además, establece un esquema progresivo de actualización de escalas, duplicando para las categorías más bajas el incremento del 35% de este año (el aumento de la categoría A es del 77% respecto de diciembre 2020). Se fijan a partir del 1 de julio de 2021, nuevos parámetros de ingresos brutos anuales que complementan el régimen vigente desde enero de 2021, sin aumentar el valor mensual de la categoría (“cuota mensual”) del Monotributo.

También instaura un programa específico de alivio fiscal para pequeños contribuyentes, consistente en complementar, con un mecanismo simple, el Régimen de Sostenimiento e Inclusión Fiscal para Pequeños Contribuyentes. Este nuevo esquema permitirá que los contribuyentes se puedan mantener en el monotributo a pesar de haberse excedido en la facturación.

Para dotar a la propuesta de progresividad y llegar con el programa a los contribuyentes que realmente necesitan el alivio fiscal -evitando que el mismo beneficie a contribuyentes que utilizan el régimen simplificado de manera abusiva- se establece que podrán acceder quienes registren ingresos que no superen el monto equivalente a 1,5 veces los ingresos brutos máximos de la Categoría “K” ($5.550.000 anuales) y cuando el total de bienes del país y del exterior no superen los $6.500.000.

Asimismo, los monotributistas de las categorías más altas (de la E a la K) deberán pagar una cuota especial “por única vez” para poder mantenerse en el régimen.

El proyecto aclara que en caso de no acceder a los beneficios los contribuyentes se considerarán excluidos del régimen desde las 0 horas del día en que se haya excedido el límite superior de ingresos brutos de la máxima categoría que correspondió a la actividad.

Por último, establece un régimen de regularización para deudas de monotributistas que permita a las y los contribuyentes adheridos al régimen regularizar su situación fiscal, permitiéndoles generar un esquema de previsibilidad económica y financiera.

El nuevo régimen condonará intereses y multas y permitirá cancelar la deuda en hasta 60 cuotas mensuales y con un interés de financiación no superior al 1,5% mensual.

En tanto, el segundo proyecto amplia las exenciones en los Impuestos a las Ganancias y Bienes Personales con el objetivo de establecer medidas de incentivo de carácter tributario, a los fines de fomentar la inversión en instrumentos financieros emitidos en moneda nacional.

El proyecto plantea la exención del impuesto a las Ganancias de los intereses de los depósitos en pesos con cláusula de ajuste (por ejemplo, plazos fijos UVAs) y del rendimiento de las colocaciones en instrumentos emitidos en moneda nacional destinados a fomentar la inversión productiva.

En cuanto a los Bienes Personales, plantea la exención para instrumentos como las obligaciones negociables emitidas por empresas argentinas, los instrumentos emitidos en moneda nacional destinados a inversión productiva y la participación en fondos comunes de inversión y fideicomisos financieros, cuyo activo subyacente principal esté integrado, como mínimo, en un setenta y cinco por ciento (75 %).

Dejá tu comentario