Pese a las críticas de González García, avanzó en el Senado un proyecto sobre fibrosis quística

Política

El ministro de Salud destacó la "buena intención" de la iniciativa, que cuenta con el apoyo del oficialismo y la oposición y argumentó su difícil cumplimiento. Alberto fernández llamó a la vicepresidenta para que el dictamen saliera tal y como está.

Las comisiones de Salud, Trabajo y Previsión Social y Presupuesto y Hacienda del Senado emitieron hoy dictamen favorable sobre un proyecto que declara de interés nacional la lucha contra la fibrosis quística de páncreas, pese a las duras críticas que recibió en la reunión por el ministro de Salud, Ginés González García.

González García expuso ante la comisión sus objeciones al proyecto pese a la "buena intención" que le reconoció y, sorprendidos, los senadores del oficialismo señalaron que avanzarían igualmente con el dictamen por pedido del presidente Alberto Fernández.

Según señaló la oficialista Anabel Fernández Sagasti, en medio de la exposición del ministro, el Presidente llamó a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner para pedirle que el dictamen saliera tal y como está.

La iniciativa declara de interés nacional la lucha contra esa enfermedad al tiempo que brinda detalles sobre los medicamentos que deben utilizarse y establece la inclusión del tratamiento en el Programa Médico Obligatorio (PMO) de las obras sociales.

"Estamos ante una muy buena intención con la ley, pero a mi modo de ver, una incorrecta forma de abordar el tema, porque va a ser muy difícil que los objetivos puedan ser cumplidos", indicó el ministro de Salud.

González García señaló que el proyecto "choca contra una política que ha sido valorada y votada mayoritariamente, que es la de prescripción por nombres genéricos”.

"La idea de que la prescripción de un médico tiene carácter obligatorio y no puede ser sustituida, incluyendo una prescripción por marca, va en contra de esa política", agregó y señaló que para esta enfermedad se necesita "un medicamento muy caro, se estima que son 300 mil dólares el tratamiento por paciente y por año".

Además, consideró que "otro artículo tremendo" del proyecto es "la incorporación al PMO", porque la legislación dice que deben ser excluidas "las prestaciones de baja frecuencia y altísimo precio".

"Tal como está, el proyecto sería un interminable conflicto tribunalicio y muy difícil de ser cumplido por ninguna institución. Reconozco la buena intención", remarcó el ministro, quien también dijo entender la situación de las familias que esperan la sanción de la ley.

En medio de la sorpresa que invadió tanto al oficialismo como a la oposición, que tienen consenso sobre la iniciativa aprobada por la Cámara de Diputados, Julio Cobos (Juntos por el Cambio) recordó que el Presidente había expresado su apoyo al proyecto y que la primera dama, Fabiola Yáñez, realizó una campaña sobre el tema.

Finalmente, la senadora del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, puso el punto final para avanzar con el proyecto y agregó que “lo de la nominalidad de los medicamentos va a ser corregido mediante decreto parcial por el mismo Presidente".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario