Berni escala la interna por Seguridad y se sube el radicalismo

Política

Las diferencias entre el funcionario bonaerense y la ministra nacional fueron captadas por la UCR, que apunta a los riesgos que genera la puja.

Sergio Berni le contestó a Alberto Fernández y volvió a marcar diferencias con su par a nivel nacional, Sabina Frederic. El cruce entre el ministro bonaerense de Seguridad y la Casa Rosada fue aprovechado por la UCR desde donde advirtieron que “un Estado desorganizado no puede combatir al crimen organizado”.

“Que el referente en Seguridad de la provincia más poblada del país y la ministra de la Nación tengan criterios diferentes en la materia deja a la intemperie a los ciudadanos para con los delincuentes”, advirtió Alfredo Cornejo, y añadió que “cuando coinciden, como en el caso complementar un año de trabajo con un año de libertad para los presos, también benefician al delito”. “En la Argentina debemos dejar de priorizar el ideologismo en materia de seguridad y empezar a dar soluciones reales al flagelo de la inseguridad”, concluyó el diputado de Cambiemos.

Es que ayer Berni escaló la interna del oficialismo en materia de seguridad y le respondió al Presidente que se toma “con mucho respeto” sus palabras, pero insistió en que Frederic “no expresa lo que piensan la mayoría de los bonaerenses”. El ministro de Kicillof le respondió así a Fernández, quien el fin de semana en una entrevista le había pedido a Berni que se ocupe de los bonaerenses tras las críticas del funcionario a Frederic en torno del uso de las pistolas Taser.

“No sé si molestó lo que dije de las Taser, pero uno dice lo que piensa, eso es transparencia. Yo hablo de acuerdo a la experiencia, no soy improvisado”. “Los que venimos de la ciencia no creemos en el pensamiento único ni binario como una metodología de construcción política, mucho menos a la hora de sentarnos a diseñar y pensar políticas públicas. Nadie es dueño de la verdad absoluta”, respondió ayer Berni en declaraciones radiales.

No sólo Cornejo se subió a la interna desde la oposición. También el jefe del interbloque de Diputados, Mario Negri, expuso las diferencias del oficialismo. “La pelea entre Berni y Frederic por la política de Seguridad muestra la improvisación del Gobierno sobre un tema extremadamente sensible y es también una invitación al delito para multiplicarse. Si manda la ideología a la hora de combatir a los delincuentes seguro gana la muerte”.

Berni también encuentra resistencia interna dentro del Frente de Todos a partir del enfrentamiento que mantuvo con Sergio Massa cuando se descubrió que habían ingresado a su casa presuntos agentes de las fuerzas de seguridad en tiempos en que Berni era ministro de Cristina de Kirchner. Esas diferencias habrían llevado incluso a Malena Galmarini a rechazar la posibilidad de sumarse al gabinete de Kicillof.

Fernández y el gobernador de Buenos Aires se encontraron el domingo en Mar del Plata junto a la ministra de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, Fernanda Raverta, y al ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. Del encuentro también participaron los productores de teatro Javier Faroni y Carlos Rottemberg, y los actores Juan Leyrado, Mauricio Dayub y Gonzalo Heredia, que se encuentran protagonizando obras en la costa. Se trató de una visita sorpresa del Presidente a la ciudad de la Costa Atlántica.

Alberto Fernández se dirigió a la residencia de Chapadmalal, donde se estaba hospedada la primera dama, Fabiola Yáñez, y se encontró con Kicillof, productores teatrales y actores para analizar la marcha de la temporada en esa área.

Fernández llegó por primera vez desde su asunción al complejo ubicado 25 kilómetros al sur de Mar del Plata.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario