Vacunas chinas serán para docentes (pero no de más de 60 años)

Política

El Gobierno anunció que con las dosis de Sinopharm que lleguen al país comenzará la aplicación para el personal escolar. Tras reunión con expertos crean comisión para definir inoculación anticipada de funcionarios.

En medio de una jornada de reuniones varias y sin que deje de retumbar el escándalos por la aplicación de privilegio de la Sputnik V, Carla Vizzotti anunció ayer que con la llegada de las vacunas de China desarrollada por Sinopharm, comenzará la aplicación al personal docente de todo el país. La noticia busca generar alivio en medio del impacto negativo que provocó el episodio que terminó con la salida de Ginés González García de la cartera de Salud.

La ministra de Salud lo anunció durante la reunión que mantuvo con el Consejo Federal de Salud (CoFeSa) junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

El domingo pasado la ministra, a horas de haber asumido el cargo, firmó la Resolución 688/2021 que autoriza con carácter de emergencia la vacuna SARS COV-2, desarrollada por Sinopharm en colaboración con el Laboratorio Beijing Institute of Biological Products de la República Popular China. Es una vacuna cuya aprobación por el ministerio de Salud recomendó la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), pero para su aplicación hasta los 60 años.

Ayer despegó el vuelo AR1050 de Aerolíneas Argentinas con destino a Beijing para traer 904.000 dosis de la vacuna de Sinopharm y se espera que regrese el jueves por la noche. El lote se completará con otro envío, mediante un vuelo de línea, que traerá 96.000 dosis más, que completan el millón anunciado.

Con la china, ya son tres tipos diferentes de vacunas las que se estarán aplicando. Se suma la Sputnik y la de AstraZeneca.

La Sinopharm, igual que las otras requiere de dos dosis que deben aplicarse con al menos 21 días de diferencia, pero puede transportarse y almacenarse a una temperatura de entre 2 y 8° C y permanece estable durante 24 meses.

Estratégicos

El Gobierno quiere ahora una definición certera acerca de lo que considera “personal estratégico” una categoría inserta en el Plan de Vacunación, que justificaría la aplicación anticipada de la vacuna, por ejemplo a algunos ministros o funcionarios que integren la “burbuja presidencial”, entre otros.

La medida intentará reparar la confusión que se generó al observar el listado de personas que se vacunaron por recomendación del Ministerio de Salud, donde, de acuerdo a la propia Vizzotti, muchos pertenecerían a esa categoría y sería correcta la aplicación de las Sputnik Vip.

La idea es crear una comisión que supervise la trazabilidad de la inmunización contra el coronavirus del “personal estratégico”, y se establecieron los requisitos que deberán cumplimentar quienes quieran acceder a las vacunas bajo esa categoría.

Vizzotti lo había anticipado al anunciar, el lunes, la reunión que se realizó ayer en forma virtual con los expertos que integran la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn).

Según se informó en un comunicado, se trabajó sobre una definición técnica del “personal estratégico” y se anunció un nuevo sistema de monitoreo para ese tipo de casos.

Ahora deberán tenerse en cuenta “los alcances de la función, el riesgo y la exposición” de la persona que pretenda acceder a una dosis contra el virus y también se deberá pedir autorización previa al ministerio de salud con la obligación de firmar un formulario para dar permiso a la difusión de datos personales en un registro público.

Ayer mismo, Alberto Fernández (ver nota aparte) se refirió a que en el listado que difundió el Gobierno “había personas que estratégicamente debían vacunarse” y defendió en ese sentido a los legisladores Jorge Taiana y Eduardo Valdés.

Luego, Vizzotti se reunió con el Consejo Federal de Salud para buscar consenso sobre las medidas en todas las provincias.

Dejá tu comentario