Segundo tramo de paritarias: reclamos salariales y vacunas

Política

Camioneros advirtió que hará medidas de fuerza si no hay acuerdo; petroleros podrían paralizar hoy las refinerías.

La segunda ola de la ronda anual de paritarias comenzó a tensarse con varios de sindicatos fuertes, como los camioneros, los petroleros, Alimentación y la Unión Tranviarios Automotor, en estado de beligerancia y con reclamos salariales muy por encima de la pauta sugerida por el Gobierno durante los primeros meses del año. En las negociaciones, además, se coló el reclamo casi unívoco por la vacunación de los trabajadores de esas actividades, en su inmensa mayoría esenciales y que mantuvieron la presencialidad en los puestos laborales desde el inicio de la pandemia.

Ayer el número dos del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, envió un audio a los afiliados para confirmarles el inicio formal de la negociación salarial que, como adelantó este diario, incluirá un pedido de aumento superior al 45 por ciento. Aunque no precisó el valor de la demanda, el hijo mayor de Hugo Moyano les pidió a los choferes estar “atentos con el tema paritarias y también para seguir insistiendo con la vacunación para todos los trabajadores del transporte”. “Fuimos esenciales durante el peor momento de la pandemia y necesitamos el aumento que corresponde por la tarea realizada”, amplió el adjunto.

El inicio formal de la paritaria de los camioneros se concretó con el envío de una nota a las cámaras empresarias del transporte automotor de cargas, Fadeeac, Faetyl y Catac, para solicitar el emplazamiento de una mesa de negociaciones de sueldos que contemple la continuidad de los servicios durante la crisis del coronavirus y la necesidad de que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo. El gremio había cerrado el año pasado un incremento salarial de 30% en cuotas que quedó detrás de una inflación de 36,1 por ciento en 2020 y mucho más respecto del 46% interanual hasta abril pasado.

En tanto que la federación de petroleros, con arraigo en el sector de refinerías, amenaza con iniciar hoy mismo un paro en ese rubro ante la falta de acuerdo con la Cámara de la Industria Petrolera. El gremio que encabeza Pedro Milla contaba con un arreglo salarial que arrancó en 2020 y venció en abril pasado con una suba de 45% y las empresas ofrecieron apenas 15% desde diciembre próximo para el período 2021-2022. Tras un período de conciliación obligatoria (que el sindicato advirtió que se encuentra vencido pese a las comunicaciones en otro sentido del Ministerio de Trabajo) la organización advirtió que se encuentra en libertad de acción para tomar medidas de fuerza.

En paralelo, si bien hubo acuerdo en términos salariales en el segmento de los yacimientos petroleros, los sindicatos locales, en particular el de Neuquén, Río Negro y La Pampa, a cargo de Guillermo Pereyra, elevaron el nivel de alarma por los contagios de covid-19 y les reclamaron a los gobiernos habilitar la compra privada de vacunas para los trabajadores.

También arrancó con acciones de protesta el gremio de Alimentación, que preside Héctor Morcillo. La organización realizó dos horas de paro por turno esta semana hasta que la cartera laboral inició un período de conciliación obligatoria. La organización rechazó la oferta que hizo hasta ahora la mayor cámara empresaria, que preside el abogado Daniel Funes de Rioja (nuevo número uno de la Unión Industrial Argentina) de aumentar 15% los sueldos en lo que resta del año y otro tanto para la primera mitad de 2022. Por su parte la UTA comunicó que el último plazo antes de iniciar medidas de fuerza será el martes próximo junto con la nueva audiencia convocada por Trabajo para la paritaria con las empresas de colectivos del interior del país. Según el Gobierno nacional los subsidios a la actividad ya fueron distribuidos a las provincias pero los distritos demoran su reparto.

Dejá tu comentario