Edición Impresa

Por dólar calmo, se reactiva (algo) el sector inmobiliario

SE AMPLIÓ LA CONTRAOFERTA Y PUEDE LLEGAR AL 15% - Los operadores aseguraron que durante enero crecieron la consultas para comprar departamentos en relación a fines de 2018. "Hay entrevistas en concreto, algo que hace cuatro meses no pasaba", dijeron.

Después de alcanzar el pico de $41,94 el 28 de septiembre, el dólar comenzó su curva descendente. Desde entonces entró en una meseta cercana a los $38: la calma después de la tormenta. En ese contexto, el mercado inmobiliario parece vislumbrar una luz de esperanza. Especialistas del sector reconocieron que en los últimos días se percibió un incremento en las consultas para la compra de propiedades, con algunas operaciones que se concretaron y que exhibieron un notorio cambio respecto de los meses previos.

“Con respecto a lo que fue diciembre, varios de nuestros asociados tuvieron aumentos en consultas y algunas reservas. Cosa que no es muy común por un tema estacional. Generalmente, se activa más en marzo o abril. Pero podemos notar que hay entusiasmo en la demanda, tuvimos concreciones”, aseguró Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, quien agregó: “La estabilidad del dólar hace que los compradores estén más tranquilos a la hora de tomar decisiones. Hay elementos que inducen a que hoy se animen a comprar con una contraoferta”.

Héctor D’Odorico fue gráfico al respecto: “Estamos notando que hay una tenue brisa que empuja, si tomamos en cuenta cómo cerró 2018. No es un vendaval, pero sí vemos que hay mayores consultas. Con el dólar planchado, la gente se da cuenta de que debe salir a comprar, porque siempre hay una necesidad de vivienda, por lo menos en Capital Federal. En lo que va de enero se definieron algunas operaciones, por lo menos la demanda está activada”, sostuvo el titular de D’Odorico Negocios Inmobiliarios, quien detalló: “Para el que tiene que comprar, siempre digo que el mejor momento es hoy. Los precios de las propiedades no bajaron en dólares. Siempre hay una pequeña contraoferta, que es entre un 5% y un 10%. Espero que el dólar continúe en esta meseta, porque le va a hacer bien al mercado inmobiliario en general”.

En la misma sintonía opinó Diego Migliorisi, de Migliorisi Propiedades: “El nivel de consulta, que medimos a través de nuestras plataformas, se incrementó. También la cantidad de entrevistas para visitar las propiedades. Si bien no creció el nivel de concreción, eso es lógico por tratarse de ésta época del año. Pero la gente volvió a consultar por compras en concreto. Hace cuatro meses que eso no pasaba. Hay gente que averigua por créditos, quizá no por el 80% del valor de la propiedad, pero sí por el 40%. Los valores de los departamentos se mantienen, porque no hay propietarios ahorcados, desesperados por vender. Sí existe la contraoferta”.

“El mercado sigue tranquilo”, opinó por su parte Armando Pepe, presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de CABA. “Mi teoría personal es que el dólar no bajó, sino que se agachó para tomar impulso y volver a saltar. Cuando entren los dólares de la cosecha, recién veremos en qué situación está el dólar. En enero las operaciones son con consumidores finales que no necesitan crédito. Los que vendieron otra propiedad o por el blanqueo de hace unos años. Esos están operando, pero muy lentamente. La contraoferta, por otra parte, puede llegar como mucho al 15%”, detalló Pepe, quien aclaró: “No hay créditos. Cerró la frutería, no hay más UVA”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario