Coppola en Recoleta: "Me sorprende que la gente aún sea amable"

Portada Principal

Se bajó de un minitour que lo llevó a La Boca, Caminito y Puerto Madero, y caminó relajado unas cuadras por Recoleta para hacer un poco de shopping. Eran las 18 de ayer cuando llegó al hotel donde se hospeda, desde el martes a la noche, en Buenos Aires. Allí, Francis Ford Coppola (camisa blanca, bufanda con arabescos, saco verde, reloj de plástico y zapatos gastados) dialogó con Ambito Financiero. «Estoy de vacaciones», se atajó con amabilidad en primer lugar, pero, luego, no pudo con su genio.

El director de «El padrino», como anticipó en exclusiva ayer este diario, llegó en jet privado directo desde Cataratas y se alojó en el Hotel Alvear. La primera salida nocturna fue el obligado café La Biela, donde varios parroquianos lo reconocieron.Ayer se levantó tarde, tomó mucho más tarde el desayuno, y recién a la tarde salió con sus dos amigos socios a realizar el city tour. « No quise tomar los autos del hotel porque quería relacionarme con la gente», dijo en primer lugar. Coppola pasó dos semanas en Brasil, estuvo en Curitiba, San Pablo y el martes por la mañana en la represa de Itaipú y Cataratas. Los diarios de Brasil dijeron que fue a buscar allí escenarios para su próxima película, «Megalópolis», aunque esa posibilidad sólo cabe en el entusiasmo brasileño. Coppola dice que sólo está de vacaciones.

Periodista
: ¿Quién lo invitó a Buenos Aires?

Francis Ford Coppola: Nadie. Como estaba tan cerca, me escapé a esta ciudad que ya conocía de otra visita. Fue cuando acompañé a mi hija Sofía al festival de cine hace unos años.


P.:
¿Va a filmar parte de «Megalópolis» en Brasil?

F.F.C.: No, para nada. Mi película es sobre NuevaYork y será rodada casi íntegramente allí.


P.:
¿Buenos Aires tampoco lo inspira?

F.F.C.:Tampoco, es un lugar que me gusta mucho pero que dista de ser una megalópolis como sólo lo es Nueva York. Quizás en un futuro Buenos Aires pueda serlo, quién sabe. Será una película futurista, que tendrá el espíritu de las viejas épicas a lo Cecil B. De Mille con una visión moderna. La batalla no es entre gladiadores sino entre sindicalistas,intelectuales, artistas, comerciantes.


P.:
¿Pero volvió a laArgentina sólo porque estaba cerca?

F.F.C.: No, porque me atrae Buenos Aires. Tiene mucha vida esta ciudad. Me maravilla que la gente siga siendo amable pese a las cosas que vivieron, a las imágenes que veíamos por televisión en estas mismas calles. Me alegra si, como me dicen, ahora están saliendo adelante.


P.:
¿Es verdad que la caída de las Torres Gemelas lo inspiró para hacer «Megalópolis»?

F.F.C.: En realidad, la tragedia de las torres me terminó de decidir. Yo estaba un poco remolón: venía trabajando en el guión de esta película desde hace por lo menos 15 años. Desde entonces pasaron muchas cosas. En ese momento, NuevaYork estaba muy endeudada, quería renovarse. Después ocurrió lo que ocurrió, y sentí como si la historia me hubiese golpeado en la cara.


P.:
¿Cuánto va a gastar? ¿Cuándo empieza a filmar?

F.F.C.: Es un proyecto caro, de unos u$s 70 millones, pero del que por suerte no tengo que rendir cuentas a nadie porque lo produciré yo mismo. Mis bodegas no están sólo para hacer vino. Aunque sé que mucha gente dice que me voy a quedar corto y que no podré hacerla por menos de 100 millones. Pero bueno, a esta altura me puedo dar estos lujos. Lo que no quiero más, lo que no me interesa, es hacer películas por encargo. O hago esto, o sigo sólo con el vino. En cuanto al rodaje, con suerte empezamos a principios del año que viene.


P.:
¿Actores?

F.F.C.: Bueno, si antes le dije gladiadores, al que tengo en mente es a Russell Crowe. Pero ahora se ha vuelto un actor muy caro, y lo que sí voy a exigir en esta película es que quienes trabajen en ella acepten reducir sus pretensiones. Si tengo que gastar de más, que sea en imágenes. Si no lo obtengo a Crowe, tendré que llamar a algunos amigos.


P.:
¿De Niro?

F.F.C.: Todo puede ser.

Dejá tu comentario