Economía

Provincia: refinanciación de bono generó cruces entre los equipos de Vidal y Kicillof

Gobierno bonaerense solicitó al Banco Provincia la refinanciación de un bono. La decisión generó cortocircuitos entre los equipos técnicos de la gobernadora y el exministro de Economía.

La decisión de la gobernación bonaerense de solicitar este viernes al Banco de la Provincia de Buenos Aires (BAPRO) la refinanciación de un bono emitido por el territorio generó un cortocircuito entre los equipos técnicos de Axel Kicillof, el candidato más votado en las PASO para comandar la provincia, y las actuales autoridades del gobierno de María Eugenia Vidal.

Desde el entorno del exministro de Economía se dijo que este pedido “expresa las serias dificultades que enfrenta la provincia en términos financieros, como consecuencia de la irresponsable administración que llevó adelante en los últimos cuatros años”. Por su parte, fuentes del área económica de la gobernación responden que se trata de una operación habitual y que la crítica de la oposición responde a un objetivo político: “pretenden que los dejemos sin plata para tener argumentos contra nosotros, si asumen”.

El gobierno provincial envió una nota al titular del BAPRO, Juan Curuchet, en la que solicita posponer por 9 meses el pago del Bono PBD19 por $4.256 millones. Este título tenía fecha de vencimiento el próximo 6 de diciembre. Sin embargo, el Ministro de Economía, Damián Bonari, pidió canjearlo por un nuevo bono con fecha de vencimiento 6 de septiembre de 2020, argumentando que el contexto de volatilidad financiera le impide a la provincia acceder a su refinanciamiento en el mercado.

“La Gobernadora Vidal le pide a Curutchet que le refinancie deudas”, sostienen desde el Frente de Todos. Agregan que “llama la atención el momento de este pedido, sólo un día antes de las elecciones provinciales, y en un marco donde la Gobernadora ha expresado su confianza sobre la solidez de las cuentas públicas que ella administra”, se quejan allegados a Kicillof. Y continúan afirmando que “la quiebra del Estado Nacional y la mala administración provincial hoy conjugan una situación de crisis aguda”. Por esta razón – aseveran- es que “Vidal viene presionando el presidente y al directorio del BAPRO para que le aprueben diferentes préstamos para poder maquillar la crisis que atraviesa”.

En el entorno de Vidal, en tanto, sostienen que “el financiamiento intra sector público es habitual y operaciones de financiamiento desde el Banco u otros organismos del estado provincial a la Provincia, están previstos periódicamente, en especial en momentos en que los mercados financieros están cerrados para la Argentina”.

Aclaran además fuentes del gobierno bonaerense que “no hay que vincular esta decisión con el proceso electoral y si bien el bono vencía recién en diciembre, se optó por iniciar el proceso en este momento, ya que su implementación por parte del Ministerio de Economía de la Provincia demandará tiempo”.

Lo cierto es que en el equipo del candidato a gobernador están siguiendo atentamente los movimientos provinciales preocupados porque la situación financiera.

De acuerdo a información que circula en el mercado si bien el canje en esta oportunidad es solo por un bono, se comenta que la provincia cuenta con una elevada deuda en moneda extranjera lo que torna la situación financiera provincial particularmente vulnerable.

Cabe señalar que la provincia de Buenos Aires viene solicitando financiamiento de otros bancos nacionales para afrontar sus pagos hasta fin de año.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario