Reino Unido bajará los beneficios de las empresas de energía

El regulador británico los reducirá del hasta 6,4% actual al 4,75% para mantener los costos que pagan los consumidores.

Reino Unido mantiene su lucha para contener las alzas en el costo de vida y este miércoles la Oficina para Mercados de Gas y Electricidad (Ofgem, por su acrónimo en inglés) presentó un plan para mantener los precios que pagan los consumidores, consistente en reducción del nivel de beneficios que obtienen las empresas operadoras de redes eléctricas.

La Ofgem tiene previsto limitar el retorno sobre capital, para el período 2023-2028, al 4,75%. Por la actual regulación, el límite de beneficios está situado entre el 6% y el 6,4%.

El regulador británico, además, contempla un máximo agregado para el conjunto de operadores de 20.900 millones de libras (24.160 millones de euros) para invertir en mantenimiento y mejoras de resiliencia, lo que supone una reducción del 17% respecto a lo que habían propuesto las empresas.

"Estamos decididos a lograr el mejor acuerdo para los consumidores y las propuestas que publicamos hoy significan que se podrán hacer inversiones adicionales sustanciosas para lograr el cero neto sin tener ninguna presión en las facturas", dijo el máximo responsable de la Oficina, Jonathan Brearley.

En Reino Unido, los costos de distribución eléctrica son pagados por los consumidores, que ya están afrontando una "presión extraordinaria" en sus facturas eléctricas, en opinión del gobierno.

"La Ofgem está decidida a lograr el mejor acuerdo posible para los consumidores y propone objetivos de eficiencia más duros para las redes junto con una reducción marcada de su retorno máximo permitido, lo que significa que menos dinero de los consumidores va a los beneficios de las empresas", subrayó la Oficina en un comunicado.

Existen un total de 14 operadores de redes de distribución eléctricas en Reino Unido, que a su vez son propiedad de seis empresas: Electricity North West, UK Power Networks, Western Power Distributon, Northern Powergrid, SP Energy Networs y Scottish and Southern Electricity Networs.

Actualmente, los hogares británicos pagan en torno a 100 libras (115,6 euros) al año en cuestión de costes de operativa, mantenimiento y refuerzo de las redes eléctricas.

Dejá tu comentario