Economía

¿Repiten error de bajar tasas antes de lo conveniente?

La tasa de inflación mensual venía cayendo en los últimos meses. El dólar venía a su vez mostrando estabilidad.El fantasma de una aceleración del proceso de dolarización sobrevolaba sobre el ánimo de los funcionarios.

Es cierto que la tasa de inflación mensual venía cayendo en los últimos meses. También, no es menos cierto que el tipo de cambio nominal venía, salvo algún salto esporádico, rebozando de estabilidad en el mismo lapso. Así desde el Banco Central y el conjunto del sistema financiero fueron recortando las tasas de interés de mercado.

A lo largo del primer semestre en repetidas oportunidades, tanto desde la esfera oficial como privada, los voceros no se cansaron de manifestar que eran tiempos de cautela ante la creciente incertidumbre electoral. Toda toma de decisión estaba, por lo tanto, atada al desenlace de las PASO.

De ahí que el fantasma de una aceleración del proceso de dolarización sobrevolaba sobre el ánimo de los funcionarios. Sin embargo, pareció primar cierto optimismo por sobre la cautela altamente recomendada a lo largo del semestre.

Los voceros no se cansaron de manifestar que eran tiempos de cautela ante la creciente incertidumbre electoral

Que las altas tasas de interés en pesos imperantes son asfixiantes para cualquier proyecto o inversión productiva no es sorpresa. Y si el Gobierno tenía en claro que en la tradicional puja dólar versus tasa, hoy más que nunca, el horno no estaba para bollos, no queda muy claro porqué arriesgarse a generar cierta incomodidad en los tenedores de pesos, sobre todo, a medida que se acercaba el deadline de las PASO. ¿Han vuelto a repetir el error de inducir una temprana baja de las tasas de interés? Esto solo se pondrá responder el próximo 12 de agosto con el mapa final de las PASO en la mano.

¿Creés que el Banco Central se...

Por lo pronto parece que la baja de los rendimientos ofrecidos a los ahorristas de plazo fijo en pesos, que se aceleró a lo largo de este mes, está repiqueteando en el mercado cambiario. Hasta ahora es un goteo. Porque en las últimas jornadas hubo un repunte de las colocaciones a plazo (crecen más de $41.000 millones este mes). Pero también hay mucho dinero estacionado en caja de ahorro, producto de plazos fijos vencidos, a la espera de recalcular opciones.

La primera gestión del Banco Central de Cambiemos pecó de optimismo, bajó las tasas, apresuradamente, ante señales, tenues, de que la inflación cedía y pagó caro el error. Sus sucesores parece que también han pecado de optimismo, en lugar, de ser más papistas que el Papa. Si total nadie esperaba ningún alivio de la tasa en términos de actividad antes de las PASO. Ahora el BCRA ajustó algunas clavijas tras subestimar la demanda de base. Se espera que los bancos suban algo las tasas a los ahorristas. ¿Pero serán lo suficientemente atractivas para convencer a los ahorristas en quedarse en pesos, o habrán llegado tarde? Ya veremos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario