Charlas de quincho

Secciones Especiales

Volvió Massa de EE.UU., pero se va a París. Alberto partió ahora para Washington y Cristina queda a cargo del Ejecutivo. Hoy comienza la defensa en el caso Vialidad. Política intrincada: se cruzan los argumentos. Quedan solo dos días de invierno. Primavera adelantada, favoreció muchos Quinchos. Veamos:

Transmisión

La semana promete ser “activa”, y no solo por el cambio de estación. Es que la llegada de Sergio Massa al Ejecutivo en lugar de Martín Guzmán, con sus más y sus menos, parece haberle impuesto un ritmo más que acelerado a las cuestiones económicas. En concordancia, la política tampoco se queda atrás, por lo que las usinas de rumores están a full, sin que se sepa demasiado bien cuales son las verdades, y cuales simplemente los rumores. Lo concreto es que la vuelta al país del ministro de Economía, sumada al viaje a los Estados Unidos del presidente Alberto Fernández (a la Asamblea General de Naciones Unidas), por lo que la vicepresidenta Cristina Fernández queda a cargo del Ejecutivo, y la iniciación hoy de la defensa en el caso Vialidad, prometen días agitados.

Por supuesto que seguirán los conflictos de los movimientos sociales en la calle, mientras se espera la aplicación de las nuevas tarifas de los servicios y, más especialmente, el tratamiento de la Ley de Presupuesto 2023, cuya letra chica parece deparar varias “novedades”.Para los observadores políticos, y también para los empresarios, la reaparición del jefe de Gabinete Juan Manzur que asistió al Congreso a brindar su informe, ya es historia; igual que la denuncia de amenaza al expresidente Mauricio Macri, por parte de sus custodios. Hasta la investigación sobre el ataque a la vicepresidenta, y su decisión de presentarse también como querellante en este caso va perdiendo espacio en la información. Todo parece efímero en la Argentina de hoy, aunque hay agenda de sobra para alimentar quinchos de varios fines de semana. La expectativa en las mesas de este fin de semana se concentró en algunos temas impensados y otros obvios.

Por ejemplo, genera curiosidad entre los empresarios la forma que elegirá Alberto Fernández para denunciar ante la Asamblea General el intento de magnicidio contra Cristina de Kirchner. Esta claro que ese acto estará en el menú que el Presidente desplegará mañana en el recinto de la ONU cuando le toque el turno para hablar (será en el puesto 11). De hecho el encuentro de hoy de Alberto F. con Kristalina Georgieva despierta menos intrigas ya que se da por sentado que la segunda revisión del acuerdo con el organismo será aprobada formalmente en breve, después de la reunión que Massa mantuvo con Georgieva la semana pasada en Washington. Ahora el encuentro de Alberto con la jefa del FMI será en el marco de un seminario y , además, con una bilateral privada en el Consulado argentino en Nueva York.

Amigo

Ni el revuelo generado alrededor del embajador de los Estados Unidos, Marc Stanley, y sus eclécticas reuniones con dirigentes de los más variados sectores (la más ruidosa fue con los sindicalistas Hugo Yasky-ATE y Roberto Baradel-Cetera), que ahora promete seguir con los líderes de movimientos sociales, tuvieron permanencia en calle, que no logra digerir los acontecimientos, cuando ya son superados por otros.

Y en estos días pasados hubo para todos los gustos, desde el 7% de inflación de agosto, hasta la suba de tasas del Banco Central en más de 500 puntos (“para que los pesos no se vayan a dólar”, explicaba un operador de la City), mientras el dólar-soja sigue sumando opiniones a favor y en contra, aunque ya el jueves pasado se había superado el objetivo de 8 millones de toneladas de soja negociado (entre contratos y fijaciones de precio), por lo que muchos estiman que se podrán superar los 10 millones de toneladas para fin de mes, fecha tope que había dispuesto Economía para esta operatoria con dólar diferencial de $200.

En medio, y tal vez también pase desapercibido, el presidente Alberto Fernández confirmó antes de partir al exterior, al titular del Central, Miguel Pesce, por otros 5 años al frente de la entidad monetaria, a pesar que su mandato vencía recién el próximo viernes.

Impuestos

Sin embargo, fue la política la que se llevó las palmas esta semana . “Será porque tienen los argumentos cruzados y entonces están todos desconcertados, oficialismo y oposición?”, preguntó un analista mediático aludiendo a algunas medidas del Gobierno, criticados por los propios como de “derecha” o “liberales”; y la actitud de muchos diputados de la oposición en la casi escandalosa sesión del jueves, cuando se votó la prórroga de una cantidad de impuestos, muy criticados por Juntos por el Cambio (a las Ganancias, a los Débitos y Créditos Bancarios, conocido como Ley del Cheque, y del Monotributo, Capital de la Cooperativa y adicional de Cigarrillo), aunque varios legisladores de este frente los aprobaron o se abstuvieron, lo que también generó duras críticas internas que algunos trataron de justificar “por la presión de los Gobernadores”.

En realidad, este debate no tiene nada de nuevo ya que, aunque mucha gente no lo sepa, todos esos tributos nacionales deben renovarse en cada vencimiento que fija el Congreso precisamente porque su nacimiento no fue como impuestos permanentes sino como de emergencia. El principal de ellos, el Impuesto a las Ganancias, arrancó en la década del 30 y continuó hasta ahora con cambio de nombre y miles de modificaciones, pero siempre avanzando. Lo mismo sucede con el impuesto al cheque, que fue creado por un año por Domingo Cavallo en medio de la crisis del 2001 y se quedó quizás para siempre, o con Bienes Personales que, en esencia, Carlos Menem, no lo pensó para toda la vida.

El debate por la renovación de esos impuestos, además, siempre ha sido momento para discutir política. Durante una renovación del Impuesto a las Ganancias en la presidencia de Menem, por ejemplo, Eduardo Duhalde logró arrancarle la creación del ya famoso Fondo del Conurbano Bonaerense, que fue esencial para el PJ de ese provincia. Ese Fondo pasó a ser un inciso más dentro del artículo que establece cómo se distribuye la recaudación de Ganancias. En origen fue de $650 millones y luego fluctuó con actualizaciones y negociaciones en todos los gobiernos, inclusive el de Mauricio Macri cuando debió reconocerle $20.000 a María Eugenia Vidal entonces gobernadora.

Incendios

Pero tanto esto, como el “blanqueo” de dólares no declarados que tendría implícito el nuevo Presupuesto “para poder importar”, prometen seguir trayendo cola esta semana. De todos modos, tanto las diferencias internas dentro de cada uno de los grandes grupos, como el alerta generada por la decisión de algunas provincias de suspender las PASO (San Juan, Salta y tal vez Chubut), enrarecen más el ambiente ya de por sí complicado, “al punto que días atrás hasta hubo un piquete de intendentes”, comentaba un empresario con empresa en el norte bonaerense.

El caso es que los incendios en varias localidades, aunque especialmente los del Paraná, desde Rosario hacia el sur, hasta obligaron el titular de Ambiente, Juan Cabandié, y a su segundo, Sergio Federovisky, a salir a dar algún tipo de explicación pública, en especial, después de las fuertes pérdidas en Corrientes, Formosa y el Chaco del verano pasado. La preocupación, ahora, es por la sospecha de manipulación del tema, a fin de impulsar el proyecto de Ley de Humedales, que todavía presenta muchas posiciones encontradas, y que requiere un análisis más exhaustivo.

Dejá tu comentario