Espectáculos

Secretos de la primera productora argentina que genera contenidos para Netflix y Amazon

Kapow es la responsable de "Estocolmo", estrenada en 2007 en Netflix, y "El Presidente", a estrenarse en Amazon. Además, es la creadora de "Cocineros Argentinos", el fenómeno televisivo que ya lleva 10 años.

En 2009 Kapow dio vida a “Cocineros Argentinos”, programa de televisión que diez años después no sólo seguiría al aire sino que también tendría en su haber dos libros, una comunidad digital de más de 3 millones de personas, una app y una tienda online. En 2017, con “Estocolmo”, se convirtió en la primera productora argentina en realizar una serie para Netflix. Dos años después realizaría una nueva marca al comenzar el rodaje de “El Presidente”, la serie basada en hechos reales sobre el FIFA Gate, convirtiéndose en la primera argentina para Amazon. Esta última, en coproducción con Fábula, de los hermanos chilenos Larraín (ganadores del Oscar) y con la francesa Gaumont.

Dentro de los medios tradicionales, Kapow ya generó contenidos para canales como MTV, Telefe, Canal 9, TV Pública, TV Azteca, Chilevisión, Univisión y Panamericana. La productora fue creada en 2003 por Agustín Sacanell y Lucas Rainelli. Sacanell, socio fundador, responsable de la estrategia creativa y presidente del Buenos Aires Cluster Audiovisual (BACA), detalló a ámbito.com cómo es trabajar con los gigantes del streaming y, paralelamente, producir en la TV Pública.

Periodista: ¿Cómo es el orden de los factores: primero piensan el producto y después la plataforma, al revés o es indistinto?

Agustín Sacanell: Hay que partir de una base: yo trabajo en una industria que se transforma todo el tiempo y es difícil responder con una fórmula porque esa fórmula te la puedo contar hoy y el mes que viene ya es vieja. La capacidad de éxito en mi industria está muy relacionada a la capacidad de adaptación que uno tenga. Los hábitos de consumo de contenidos de la gente fueron variando mucho en manos de las plataformas y del consumo on demand. Pero tampoco quiere decir que el consumo de televisión lineal haya desaparecido, simplemente ha mermado, está buscando su piso. A la hora de generar un contenido, depende cuál sea el medio por el que vaya a salir, el desarrollo del mismo varía muchísimo. Con las grandes plataformas de streaming hay una búsqueda de contenido de calidad. Por lo general no viene bajo una demanda de la plataforma: sí hay una demanda de contenidos y hay tendencias en función de leer métricas. Nosotros buscamos historias que sean locales pero que sean de interés internacional. Desarrollamos esos tópicos y luego hacemos un proceso que tiene que ver con ir sumando talento a esa idea: calidad de escritura, autores, grandes directores que tengan algún reconocimiento internacional.

cocineros argentinos.mp4

P.: ¿En el caso de “Cocineros Argentinos” fue igual?

A.S.: En el caso de “Cocineros Argentinos” el proceso fue diferente. Es un proyecto que se inició en 2009 y tuvo un recorrido absolutamente distinto porque es un canal de TV abierta, específicamente la TV Pública que trabaja sobre otros valores y ahí un contenido se construye diferente. Ahí la demanda vino del canal. Tenían un horario libre y no lo podían resolver. Nosotros hicimos un proceso de generación de contenido que fue diferente, porque lo obvio para la mañana era la noticia. Estábamos en un momento de actualidad muy picante y no era nuestra intención meternos en ese mundo que era bastante álgido. En función de una tendencia que ya se venía dando respecto al consumo de contenidos gastronómicos, porque empezaron a aparecer los foodies, dentro de ese espectro encontramos un nicho que no estaba desarrollado, que era el no gourmet. Entendíamos que la TV Pública tenía que respetar algunos valores que tienen que ver con brindar un servicio y respetar lo federal y empezamos a construir un contenido que resuelva la comida de todos los días, que entretenga y genere empatía e identificación con el público.

P.: ¿Qué diferencias podría mencionar entonces respecto a producir para plataformas como Netflix y Amazon o para televisión?

A.S.: En primera instancia, son diferentes porque los medios tienen funciones diferentes, y lo que nosotros hacemos es responder al medio para el que trabajamos. De una señal de TV por aire no se espera el mismo nivel de atención ni de exigencia sobre el contenido que tiene una plataforma en la cual una persona se preparó, decidió, eligió su contenido. La TV de aire se prende y, de alguna manera, sigue teniendo esa función como los medios tradicionales como la radio, un poco de compañía, de actualización. Entonces los contenidos son diferentes porque los públicos son distintos. En el lugar en el que se empiezan a encontrar es cuando uno empieza a entender que uno construye contenidos pero también construye marcas. “Cocineros Argentinos” es bastante más que un programa de televisión porque lo tratamos y construimos como un contenido que pueda vivir en distintas plataformas. Tiene una comunidad de Facebook de más de 2 millones de personas que consume los contenidos de manera diferente. Es una comunidad diferente, tal vez la comunidad de Instagram responde a los valores de la marca pero no tiene el tiempo de estar dos horas frente al televisor.

P.: ¿Cree que esa adaptación a distintos formatos es el secreto del éxito y la vigencia de “Cocineros Argentinos”?

A.S.: En 2009 fue nuestra primera edición y creo que supimos renovarnos, estamos atentos a que nuestro contenido no envejezca. Generamos una gran empatía con nuestro público pero saber adaptarnos a nuevos medios hace que la marca y el contenido de “Cocineros Argentinos” esté permanentemente vigente. Y tiene una particularidad: es un contenido que exportamos. Lo vendimos a México y lo particular es que mientras salía por la TV Azteca bajo el nombre de “Cocineros Mexicanos” la gente no podía creer que el contenido no fuera mexicano. Es un contenido que trabaja una fibra tan patriótica que creo que lo que supimos trasladar bien tiene que ver con eso. El programa estuvo en Chile, en Bolivia y en Estados Unidos en Univisión.

P.: Respecto a la polémica desatada cuando Guillermo Calabrese celebró el “hit del verano”, donde se canta contra el presidente Macri, ¿hubo algún tipo de presión o reacción por parte del Gobierno, teniendo en cuenta que el programa se emite por la TV Pública?

A.S.: No recibimos sanciones ni presiones. Lo que sí hemos tenido son conversaciones. A nuestro criterio fue un hecho menor que cobró mayor trascendencia de la que debería. Es producto de lo que sucede en nuestra sociedad y la grieta: le dieron una connotación muy grande y muy política a un chiste. Nos shockeó y nos llamó la atención, no porque tengamos presiones sino por la gran trascendencia de un chiste a mi criterio inocente.

P.: A la hora de la inversión, ¿los números son los mismos para una plataforma de streaming que para televisión?

A.S.: Definitivamente no. La escala de un proyecto para una plataforma es muchísimo más grande que la de un proyecto en la TV de aire. Las productoras invertimos muchísimo en desarrollo. Nosotros tenemos dos proyectos anunciados: “La Jauría”, dirigida por Lucía Puenzo y “El Presidente”, dirigida por Armando Bo. Para sentarte a conversar con una plataforma sobre una ficción de las características de “El Presidente” tenemos que invertir mucho en desarrollo: escritura de guiones, alguna avanzada en términos de arte, buscar contratos con directores de las características de Armando Bo para poder escalar a los estándares de calidad que busca una plataforma. Luego va a ser la plataforma la que invierta el dinero en la producción.

P.: “El Presidente”, basada en el FIFA Gate, tiene un protagonista vital para Argentina: ¿quién va a interpretar a Julio Grondona? Trascendió que podría ser Rodolfo Ranni.

A.S.: No está anunciado pero no es Ranni. El anuncio lo hace Amazon. Tiene un casting excelente. Es una apuesta muy grande y debe ser una de las ficciones más grandes que se están haciendo en la región.

P.: ¿Qué exigencias le pautan plataformas como Netflix y Amazon a una productora?

A.S.: En primera instancia, la confidencialidad. Son muy exigentes en cuanto a eso. Pero, antes que nada, son muy exigentes en cuanto a la calidad. Es un salto de escala muy grande para la industria argentina y es un orgullo que compañías tan grandes pongan los ojos en contenidos y talento argentino. Las exigencias son las mismas que en Hollywood pero están cada vez más atentos a la mirada de América Latina.

P.: ¿Qué opina acerca de la polémica cine vs. plataformas?

A.S.: Me hace acordar a la pelea entre los taxistas y los conductores de Uber. Me parece que estamos frente a un cambio de paradigma, la discusión es válida. No estoy parado de un lado ni del otro. El cine es otra cosa pero tampoco se pueden negar los nuevos hábitos de consumo. El contenido sigue siendo el rey, no creo que la discusión sobre en qué medio se ve sea realmente interesante.

Estocolmo - Trailer Oficial.mp4

P.: ¿Cuál fue la experiencia con “Estocolmo”?

A.S.: Para nosotros fue sumamente exitoso. Fue nuestra primera ficción, la coprodujimos junto con Story Lab, la productora de Nacho Viale. Fue un precedente también para Argentina, ya que fue el primer estreno global de Netflix desde Argentina. Nos permitió sentarnos en la mesa con las plataformas y nos abrió muchas puertas. La segunda realidad es que las plataformas son muy celosas de sus métricas, así que es muy difícil saber exactamente cómo performó y cuánta gente la vio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario