Política

Tambalean Peña y Dujovne, ya sin apoyo en el Gabinete

El jefe de Gabinete quedó aislado y tampoco le responden como estratega de la campaña. Expuso a Macri, Vidal y Larreta y no habla desde el domingo. El ministro de Economía se borró de los anuncios.

A Marcos Peña lo bajaron de la lista de oradores del Gabinete ampliado en el Centro Cultural Kirchner. La salida del jefe de gabinete y de Nicolás Dujovne del gobierno comenzó a circular con intensidad ayer en el oficialismo. María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, al igual que los intendentes del conurbano, ya lo desconocen como jefe de campaña. Al fracaso en la gestión ahora le sumó un resultado apocalíptico en las urnas. ¿Quién paga el costo de la paliza que le pegó el peronismo a Cambiemos? Hasta ahora los únicos en dar la cara fueron los candidatos: Mauricio Macri, la gobernadora de Buenos Aires y al jefe de gobierno porteño.

Peña en ningún momento salió a explicar el resultado después de la PASO del domingo. Ni siquiera actuó como escudo político de Macri, Vidal y Larreta. El Presidente le reprochó el lunes pon la noche, en una cena en Olivos, la falta de información previa para diseñar la campaña. “¿Qué pasó con las encuestas?”, le recriminó ante Vidal y Larreta. Jaime Durán Barba también fue destinatario de ese dardo presidencial. Anoche regresó a Ecuador en avión. Desde el domingo, Rogelio Frigerio funciona como virtual jefe de Gabinete. Es el único en dar la cara por el Presidente y por el resultado electoral. Ni Peña ni Dujovne se asoman a la autocrítica o a la defensa de Macri, Vidal y Larreta, los candidatos.

Al shock de medidas anunciadas por Macri, en el Gabinete nacional, al igual que en la provincia de Buenos Aires y en la Capital Federal, esperan un gesto de Peña y Dujovne. Un dúo casi indisoluble con resultados a la vista. Para la jefatura de Gabinete se mencionó a Frigerio y a Miguel Pichetto. Para Economía miran a Hernán Lacunza, el ministro bonaerense de Hacienda, y también a Frigerio.

Frigerio debió salir a blindar la gobernabilidad y abrió un puente entre Macri y Alberto Fernández. La conversación telefónica gestionada por el ministro del Interior calmó ayer a los mercados. “La conversación entre ellos ha sido muy buena. Las dos partes después salieron a plantear la misma línea. Yo siempre apuesto al diálogo; el Presidente por supuesto que también. No descarto que el Presidente y el candidato más votado en las Primarias se puedan llegar a juntar. Sería lo más normal del mundo”, explicó Frigerio.

Ayer, en el Centro Cultural Kirchner, ante el Gabinete ampliado, Macri instó a funcionarios y militantes de Juntos por el Cambio a “dar pelea” y “a ganar” las próximas elecciones generales de octubre, luego de la derrota sufrida en las Primarias del último domingo, y sostuvo que lo lindo de las adversidades “es vencerlas”. Allí, el Presidente arengó a su tropa y les pidió un esfuerzo más porque, dijo, “esta oportunidad los argentinos no la podemos perder”.

“Este es el único país del mundo donde el sistema institucional transforma una elección interna en un presidente virtual. Pero acá está el Presidente real, que soy yo, y voy a tomar decisiones”, sostuvo Macri, cuya fuerza cayó por 15 puntos ante la fórmula del kirchnerismo en las PASO del domingo 11 de agosto.

Ante un auditorio de más de un millar de funcionarios nacionales, bonaerenses y porteños, Macri aseguró: “Vamos a ganar, vamos a dar la pelea”. “He tenido muchas adversidades, me ha costado. Pero lo lindo es vencerlas”, agregó el jefe de Estado, según lo revelado por fuentes presentes en el encuentro, cerrado a la prensa. En otro tramo de su discurso, el Presidente dijo a la audiencia que uno de los errores fue no comprender la angustia de la gente por la situación económica y sostuvo que atravesar esta coyuntura, fue como “subir al Aconcagua” para muchos.

“Mi enojo no era con la gente, sino conmigo mismo”, aclaró sobre la conferencia de prensa posterior a las PASO, cuando culpó a los votos del kirchnerismo por la reacción adversa de los mercados esta semana.

Y, en tono autocrítico, se planteó: “¿Qué pude haber hecho para que tantos argentinos que nos acompañaron en 2015 no nos siguieran acompañando?”. “Se ve que no encontramos la manera de que no golpee tanto y sabemos que golpeó”, dijo sobre la crisis económica que marcó el año pasado y parte de este.

También hablaron en la reunión la vicepresidenta Gabriela Michetti, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que fue aplaudida de pie, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aunque los más críticos fueron los jefes de los bloques parlamentarios del Congreso, los radicales Mario Negri (Diputados) y Luis Naidenoff (Senado).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario