Emiratos Árabes comenzó a exportar su lechuga sembrada en containers

Tecnología

La start-up de Emiratos Árabes, Smart Acres, se encargó de sembrar lechuga bajo luz artificial, dentro de containers y sin la necesidad de usar tierra.

Abu Dhabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, es conocida como una ciudad donde se implementan nuevas tecnologías y se intenta innovar en todo lo que se hace, por lo que no sorprende que se hayan vuelto virales las “lechugas de sembrado vertical” que crecen en containers y ya casi están listas para ser enviadas a distintas partes del mundo, con la opción de que las mismas lleguen a las góndolas para septiembre.

Los vegetales crecen en containers bajo luz LED, en un sistema hidropónico que permite sembrar la lechuga en agua altamente cargada de los minerales que necesita y sin que se tenga que utilizar tierra en todo el proceso. Según estiman, la misma tendrá un valor similar a la lechuga orgánica, aunque puede variar de país en país.

Lechuga EAU.jpg
En los Emiratos Árabes Unidos se cosecha lechuga en containers y sin la necesidad de usar tierra.

En los Emiratos Árabes Unidos se cosecha lechuga en containers y sin la necesidad de usar tierra.

El plan original de la empresa Smart Acres, que fue la encargada de sembrar, cosechar y distribuir la lechuga, era de vender el verde a hoteles y restaurantes, pero debido a la pandemia debieron cambiar su visión para comerciar con individuos. Desde la empresa creen que el complejo, de 237 metros cuadrados, puede producir hasta 900 kilos de lechuga por mes.

Las operaciones de siembra preliminar habían comenzado en marzo y desde entonces todo lo producido fue donado buscando ayudar al sector, que se vio fuertemente golpeado por la pandemia. Esto significa que su costo fue bastante grande, pero según sus dueños esperan poder ser económicamente viables sin la necesidad de recibir subsidios estatales.

Entre los planes para el futuro, según le explicaron al diario de Emiratos Árabes Unidos “The National”, se incluye la siembra de papas y frutillas, además de continuar mejorando la calidad de la lechuga que producen. Sorprende que todo esto se logre sin la necesidad de tierra y en el medio de una zona desértica.

Además, el proyecto busca ayudar en uno de los objetivos del gobierno emiratí, el cual se centra en conseguir la seguridad alimentaria en todo su territorio. Esto es porque el país de medio oriente importa entre el 80 y el 90 por ciento de la comida que consumen.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario