Sólo una de cada cuatro empresas define reglas para el uso interno de redes sociales

Tecnología

Pese a los miedos por el descenso en la productividad y los deseos de no quedarse afuera en las tecnologías del futuro, apenas el 26% de las empresas argentinas tiene definida una política respecto del uso interno de las redes sociales por parte de sus empleados. La cifra está levemente debajo del promedio latinoamericano pero mejor que el mundial, donde sólo una de cada cinco compañías establece reglas claras respecto de la utilización de estas herramientas en horario laboral.

Los datos se desprenden de un informe que la firma de Recursos Humanos Manpower realizó a nivel global a cerca de 34.000 empleadores en 35 países. Consultados sobre si "¿Cuenta su organización con una política formal respecto del uso que hacen los empleados de las redes sociales como Facebook y Twitter?", el 75% respondió de forma negativa mientras que sólo 20% admitió tomar medidas (más 5% que no sabe).

América Latina se mostró como la región con una mayor inclinación a contar con una política formal respecto al uso de redes sociales en el lugar de trabajo, con un 29% de las empresas que sí definen reglas sobre el tema. Se destacó Brasil con un 55%, muy superior al resto y al 26% de la Argentina.

El uso de las redes sociales en horario laboral es una realidad ineludible. Se estima que es práctica cotidiana del 77% de los empleados que trabajan en pymes, según un estudio de Panda Security, empresa dedicada a soluciones de seguridad para empresas.

Una de las amenazas que más preocupan son los virus y malware. Según Panda el 33% de los encuestados citados dice que se ha infectado la red corporativa raíz de los accesos a sitios como Facebook y que en un tercio de esos casos hubo pérdidas económicas.

Según Luis Corrons, Director Técnico de la división antivirus de Panda, "las redes sociales están ampliamente extendidas en las pymes por sus obvios beneficios, aunque estas herramientas suponen un serio riesgo", y apuntó a la concientización y la educación para sacar el máximo provecho.

• Situación local

De las 800 compañías encuestadas en Argentina por Manpower el principal temor de los empresarios no fue la infección del sistema, sino la pérdida de productividad derivada del abuso de las redes sociales. Ese último punto fue el principal factor que llevó a las empresas a imponer pautas claras en el uso de las redes sociales (52%), seguido por proteger la propiedad intelectual y la información de la organización de virus y otras amenazas (29%), contribuir a cuidar la reputación de la empresa (28%) y ayudar en los esfuerzos de reclutamiento (19%).

Entre los beneficios a futuro que pueden aportar a una organización las redes sociales, los encuestados argentinos apuntaron a fortificar la construcción de la marca (17%) y fomentar la colaboración y la comunicación (16%). A nivel global casi la mitad de los empleadores consideraron que las redes sociales pueden aportar algún beneficio en el uso interno.

En diálogo con ámbito.com, Viviana Blanco, Coordinadora Académica de ADCA (gestión de RRHH en los ámbitos laborales) recalcó las virtudes de las redes sociales para la contratación de personal como otro beneficio que aportan a las empresas. "Se están usando muchísimo, basta recorrerlas y ver los pedidos de puestos que aparecen. En algunos casos los profesionales que trabajan en consultoras se identifican y pasan los perfiles de los puestos que necesitan, otras veces se dirigen a sus diferentes redes sociales y hacen los pedidos".

• Casos

En el panorama local, dos pymes cuyo fuerte está en los servicios web contaron a ámbito.com su visión de la problemática. Ernesto Cambursano, CEO de DataFactory (proveedora de contenidos online y gráficos paramedios) explicó su visión: "Hoy las redes sociales son una herramienta de trabajo. Las compañías las pueden usar como parte de las herramientas de comunicación externa e interna. Además son un buen elemento para desarrollar políticas de recursos humanos que potencien el sentido de pertenencia".

También reveló que su firma, que cuenta con colaboradores en 14 países, contactó a 12 de ellos utilizando herramientas como Facebook. Consideró además que en el uso interno de las redes sociales en las empresas argentinas no hay una tendencia definitiva pero "es un hecho que ha aumentado la presencia de las compañías en las redes, y además la utilización de las mismas por las áreas de marketing, recursos humanos, prensa y otros".

Esteban Brenman, Co-Fundador de Guía Óleo, empresa que elabora una guía de restaurantes de Buenos Aires, puso el énfasis en su propia experiencia: "Nosotros trabajamos con las redes sociales, sería contraproducente para nuestro negocio prohibir a nuestros empleados utilizarlas. Creemos que en el rubro de tecnología en el que estamos es imprescindible que nuestros recursos humanos sepan manejar y se interioricen de estas herramientas".

Sin embargo, Brenman puso condiciones para su uso: "Depende mucho del tipo de tarea que realiza el empleado. Hay ciertas posiciones en la que no es posible distraerse con las redes sociales o servicios de mensajería instantánea". Igualmente, tanto Brenman como Cambursano apuntaron a medir la productividad por objetivos logrados, dejando a conciencia del empleado el acceso a esas redes y la administración de su tiempo.

La última palabra será de la empresa. Cada compañía deberá evaluar según su tipo de negocio las ventajas y desventajas que traen aparejadas las redes sociales al ser utilizadas por los empleados en su puesto de trabajo. Sin embargo no se puede negar la creciente influencia de estas herramientas en la vida cotidiana y la necesidad de tener en la empresa gente que domine estas tecnologías.

Una opción válida para las empresas es aportar al uso "responsable" y buscar canalizarlo en sentidos creativos que beneficien los negocios. Las redes sociales son una realidad en la vida de cientos de millones de personas en todo el mundo y su avance no da señales de detenerse. Mejor tener a la compañía preparada.

Dejá tu comentario