Información General

Tragedia en Moreno: la fiscalía confirmó que la explosión fue por un escape de gas

La fiscalía confirmó que la explosión ocurrida en una escuela del partido bonaerense de Moreno, que dejó dos muertos, se produjo por un escape de gas y ratificó que el miércoles, un día antes de la tragedia, un gasista matriculado verificó las instalaciones.

La explosión le costó la vida a la vicedirectora de la escuela, Sandra Calamaro, y de Rubén Rodríguez, quien se desempeñaba como portero. El hecho derivó en un paro docente en la Provincia y de la Ciudad de Buenos Aires llevado a cabo este viernes una "Jornada de duelo y exigencia".

En declaraciones al canal C5N, el titular de SUTEBA, Roberto Baradel, criticó a la gestión de María Eugenia Vidal por el estado de los establecimientos educativos y afirmó que "entre el 30% y 40% de las escuelas de la Provincia tienen algún problema".



Por su parte, el ministro de Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, dijo que "no es momento para politizar la situación". "Nada mitiga el dolor de estos hechos, pero no hay una denuncia en la Provincia de Buenos Aires; igualmente nos pusimos a disposición de la Justicia y todos nuestros equipos están trabajando en la escuela para la contención de los alumnos y la comunidad de la escuela", afirmó. 

En declaraciones a radio Nacional, el funcionario señaló que la gestión de Vidal está "haciendo una inversión grande en muchas escuelas en la Provincia" y se quejó porque "hubo muchas décadas de muy poca inversión, de muy poca mirada en infraestructura escolar".

"Hay edificios que no se han mantenido por décadas; nosotros estamos con cifras récord de inversión en infraestructura", dijo y señaló que a la escuela de Moreno había ido un gasista el día anterior a la tragedia, enviado por el Consejo Escolar intervenido por Cambiemos. No obstante, el ministro de Educación afirmó: "Creemos que no es momento para politizar esta situación".



Docentes, familiares, vecinos, estudiantes y ex alumnos expresaron su dolor y bronca en el último adiós a Sandra Calamano y Rubén Rodríguez las víctimas de la trágica explosión ocurrida en la en la Escuela N° 49, del partido bonaerense de Moreno.

Los velatorios de la vicedirectora y el portero de la escuela situada en Davaine y Félix Roldán, se realizaron por separado en dos casas de sepelios de ese distrito del centro oeste del conurbano bonaerense.

Cientos de personas pasaron entre el jueves por la noche y el viernes por la mañana por la casa velatoria donde despidieron los restos de Sandra Calamano, donde se vivieron muestras de desgarrador dolor.

"Se murió por los chicos. Fue a la escuela porque no quería que los pibes se quedaran sin comer, les estaba por preparar el desayuno", afirmó Débora, una maestra compañera de Sandra.

"Sandra vivía para el colegio. Nuestra escuela es una familia. Pasamos ocho horas acá. No es justo que digan que tenemos de prisioneros a los chicos, que nos hagan trabajar en estas condiciones. No tenemos materiales, no hay nada. Hasta para comprar el pan ponemos plata. No tenemos tizas, no tenemos nada", se lamentó Marcela, una docente de la escuela.

Por su parte, el director de la escuela dijo que el día anterior a que él dejara de ir a la escuela -en abril de este año- estaban sin comedor por una pérdida de gas en la cocina y dando clases sólo media jornada.

"Se hacían notas día por medio denunciando la situación. Tardaban una semana hasta que venían a revisar. Es una vergüenza. Ninguna escuela de la Provincia está en condiciones de dar clases. Tengo 30 años de antigüedad en el sistema. A mí no me la van a venir a contar", dijo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario