Edición Impresa

Un juego peligroso

Paco Plaza, el director de la exitosa saga de "Rec", por esta vez dejó los zombies para dedicarse a un dramático caso sobrenatural, supuestamente verídico. Según explican los créditos del film, el guión se basa en el informe del inspector de la policía madrileña que se ocupó de un episodio extraño, y fue la única ocasión en que un informe oficial de la policía española utilizó la expresión paranormal para describir los hechos.

Pero la historia no es exactamente de posesión, sino sobre los peligros de convocar espíritus en juegos supuestamente inocentes, que luego se van de control. Verónica, una excelente Sandra Escacena, es la hermana mayor, y como su madre trabaja día y noche en un bar cuida a sus tres hermanos menores, dos nenas y un varón. Las tres chicas van a un colegio de monjas y ahí es donde la protagonista se esconde a jugar a la "copa" con dos amigas que, pronto, quedan aterrorizadas ante señales inequívocas de que el juego está funcionando demasiado bien. Pronto los eventos extraños empiezan a ocurrir en la casa de Verónica, y antes de llegar a la mitad del film ya hay un clima ominoso y situaciones que pondrán los pelos de punta al espectador. "La posesión de Verónica" incluye sólidas actuaciones del elenco infantil algo realmente difícil- y está muy bien narrada. Hay grandes escenas como la del avistamiento de una eclipse de sol por todas las alumnas del colegio religioso que merecería incluirse en cualquier antológica del cine fantástico hispanoparlante.

D.C.






"La posesión de Verónica" ("Verónica", España, 2017).Dir.: P. Plaza. Int.: S. Escacena, B. González, C. Placer, A. Torrent.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario