Visita de Lula resucitó iniciativa de equipar a las fuerzas nacionales con material brasileño

Política

Es otro de los avances concretos que dejó la visita del presidente de Brasil. Apuesta a la producción de vehículos blindados con participación argentina

La visita del presidente Luiz Inácio Lula da Silva a propósito de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) resucitó intenciones de equipar a las fuerzas criollas con material de origen brasileño. El ministro de Defensa Jorge Taiana y el canciller de la República Federativa de Brasil, Mauro Vieira firmaron una carta de intención, para impulsar las negociaciones del contrato entre el Ejército Argentino e IVECO Defence Vehicles con el fin de incorporar 156 unidades del Vehículo de Combate Blindado a Rueda “Guaraní” 6x6.

En la firma del acuerdo entre Argentina y Brasil participó el empresario Cristiano Rattazzi, ex presidente de Fiat Auto Argentina, en su rol de accionista del Grupo Exor, propietario del Grupo IVECO. La iniciativa encuadra en una acción política bilateral previa. En 2014, con Agustín Rossi a cargo de Defensa se firmó un convenio de asociación estratégica en el área de producción aeronáutica con Brasil.

El país inició la actividad de proveedor exclusivo de partes y conjuntos para el avión de transporte multimisión KC-390 diseñado y fabricado por Embraer. A la par del rol de proveedor que asumió por contrato la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) se agregó la intención de adquirir 6 aeronaves KC-390 destinadas a la Fuerza Aérea Argentina. Sólo quedó la intención y nunca se avanzó más allá de aquella cláusula voluntarista. Opiniones de cierto pesimismo dicen que la incorporación de la aeronave podría recibir el veto inglés dado que tiene piezas y sistemas de origen británico.

Quizá por razones similares FAdeA quedó al margen de participar en un programa que hubiera profundizado la capacidad y conocimiento tecnológico de la planta cordobesa: la fabricación del caza polivalente Gripen para la Fuerza Aérea brasileña. No es el caso del blindado Guaraní con diseño de la industria italiana: el Grupo IVECO y su división IVECO Defense Vehicles (IDV) y fabricación cien por ciento de origen brasileño con algunos componentes críticos provistos por empresas israelíes, Elbit y Rafael. Las fuerzas armadas testearon durante 30 días en 2021 un blindado Guaraní en diferentes ambientes del territorio nacional. Fue sometido a pruebas técnico-operacionales, de armamento y se verificó la aptitud para ser aerotransportado en un C-130 Hércules de la Fuerza Aérea Argentina. Se piensa fabricarlo en formato CKD, (Completely Knock Down (CKD), en inglés), es un sistema mediante el cual el vehículo se entrega completamente desmontado a una planta que se encarga del ensamblaje. Será la planta IVECO de Córdoba, donde se produce el motor Cursor 10ENT-C: seis cilindros diésel, con 10 litros de cilindrada y 383 caballos de potencia que impulsa al Guaraní. La negociación incluye que la fábrica de Iveco en Sete Lagoas (Brasil) transfiera tecnología y que IVECO Argentina se encargue del soporte logístico, la asistencia de postventa y la capacitación del personal del Ejército Argentino, que estará a cargo de la operación de los Guaraní.

El vehículo de Iveco compite con el VN-1 de Norinco (China), el M1126 Stryker de General Dynamics (Estados Unidos) y los BTR-80/82 de Rosoboroexport (Federación Rusa). Los competidores tienen tracción 8x8 un requisito preferido por los ejércitos dado su mayor capacidad de carga, más movilidad, mayor blindaje y pueden portar armamento más pesado pero el precio, obvio, supera el de vehículo 6x6.

Las condiciones industriales, fabricación local y generación de puestos de trabajo, sumados a la prioridad política de negociar con el socio estratégico natural de Argentina favorecen la elección del Guaraní. La situación económica del país es un obstáculo para la financiación, Defensa confía en la afluencia de recursos del Fondo Nacional de la Defensa (Fondef). El Ejército Argentino requiere capacidad de movilidad blindada para la “Fuerza de Tareas Cruz del Sur” y para la “X Brigada de Infantería Mecanizada”. De las 156 unidades que demanda la Argentina para el Ejército, se encuentran 120 vehículos de Transporte de Personal (VCBR-TP) con torre ametralladora, 27 vehículos de Combate de Infantería (VCBR-CI) con torre cañón y 9 vehículos Puesto Comando (VCBR-PC).

Dejá tu comentario