viernes 24.11.2017
Resta que pase por otra comisión
martes 20 de Junio de 2017

Brasil: duro revés para Temer y su reforma laboral en el Congreso

El presidente de Brasil, Michel Temer, sufrió este martes un duro revés en el Congreso luego de que una comisión del Senado rechazara por 10 votos contra nueve la reforma laboral, que es uno de los principales proyectos del oficialismo en el marco de sus reformas de ajuste económico.

El informe del diputado Ricado Ferraço, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, aliado del gobierno), fue rechazado por la Comisión de Asuntos Sociales del Senado, que votó en cambio un texto alternativo del opositor Paulo Paim, del Partido de los Trabajadores (PT, opositor).

En Moscú, Temer convocó a los periodistas que cubren su gira por Rusia y dijo que pese a la derrota confiaba en que el proyecto del gobierno sea aprobado en las próximas semanas en el pleno del Senado.

"No es una sorpresa negativa, esto es una etapa de la tramitación, se gana y se pierde, lo que importa es la votación en el recinto del Senado; Brasil va a vencer en el plenario", dijo Temer, de quien un informe de la Policía Federal elevado al Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) sugiere que hay pruebas para procesarlo por corrupción.

Luego de la votación de la comisión, el dólar subió 1,3%, cotizado a 3,33 reales, mientras el índice Bovespa de la Bolsa de Valores de San Pablo cayó 2,01%, abajo de los 60.000 puntos.

Es que la reforma laboral, así como la jubilatoria, son parte de la garantía de la continuidad de Temer o por lo menos eso es lo que dicen sus principales aliados.

La reforma laboral requiere el trámite en tres comisiones del senado: la de Asuntos Económicos, donde ya fue aprobada, la de Asuntos Sociales, rechazada hoy, y resta para la semana que viene la votación en la Comisión de Constitución y Justicia antes de ser elevada al pleno.

"No deja de ser una derrota para el gobierno, pero nada cambia en la tramitación de la reforma laboral", dijo el líder del gobierno en el Senado, Romero Jucá, fiel asesor de Temer, del gobernante Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB).

Las reformas que lleva adelante Temer fueron motivo hoy de una jornada nacional de protestas, con asambleas en los lugares de trabajo por parte de los sindicatos, que convocaron a una huelga general para el 30 de este mes, la segunda contra el gobierno surgido tras la destitución de DIlma Rousseff el año pasado luego de la del 28 de abril, considerada la mayor de la historia por los organizadores.

Temer llegó este martes a Rusia para una visita que termina el sábado e incluye Noruega, con lo cual el país está a cargo de Rodrigo Maia, presidente de la Cámara de Diputados.

"No podemos votar esto, dar un aire de normalidad a este escándalo que vive el país", dijo el senador LIndbergh Farias, del PT, en la comisión, que tuvo varias discusiones y gritos entre los parlamentarios.

La sesión estuvo marcada por los gritos y discusiones acaloradas pero el oficialismo perdió debido a que un senador aliado de Temer, Walter Petecao, estuvo ausente y dos que antes apoyaban al gobierno ahora votaron en contra.

"Es un síntoma de la falta de legitimidad del gobierno; los parlamentarios están viendo que están siendo comprometidos con sus votantes en sus ciudades por votar una ley contraria al trabajador; fue como hacer el gol de la victoria en tiempo de descuento", dijo Paim, del PT de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

"El gobierno perdió toda legitimidad y capacidad de conducir procesos como este", dijo el senador Randolfe Rodrigues, de Rede, del partido de la ex candidata presidencial ambientalista Marina Silva.

El PSDB apareció dividido e incluso el propio Ferraço era partidario de votar las reformas pero dejar de apoyar a Temer, quien está contra las cuerdas luego de que, el mes pasado, fuera divulgado un video en el cual supuestamente avala sobornos del empresario Joesley Batista, del grupo JBS.

La Policía Federal elevó hoy un informe que sugiere investigar a Temer por corrupción a raíz de que su ex asesor Rodrigo Rocha Loures, hoy preso, recibió una valija con 500.000 reales en efectivo en abril pasado, supuestamente en nombre del presidente. "Hay evidencias con vigor de corrupción practicada por Temer", dice el informe policial.

El fiscal general, Rodrigo Janot, prepara una denuncia formal contra Temer cuya aceptación o rechazo debe ser votada por la Cámara de Diputados, en otro momento de alto voltaje de la crisis brasileña

El caso también involucra a otro político grabado por el dueño de JBS, Aecio Neves, senador suspendido de su cargo y presidente con licencia del PSDB.

El STF decidió postergar sin plazo el pedido de Janot de que sea Neves sea detenido.

El dirigente, ex candidato presidencial en 2014 derrotado por Dilma Rousseff, pidió que su detención sea analizada por toda la corte y no apenas por una sala del máximo tribunal.

La sala 1 del Supremo Tribunal Federal revocó hoy por tres votos contra dos la detención de la hermana y su primo, y los envió a prisión domiciliaria.

Según la grabación hecha por Batista, Neves le pidió unos 650.000 dólares para pagar sus abogados en la operación Lava Jato.

El dinero fue enviado con una entrega vigilada y filmada por la Policía Federal: el dinero cayó en manos del primo de Neves, Frederico Pacheco, que se lo llevó a Mandherson de Souza, asesor del senador Zezé Perrella, famoso por haber sido presidente del club Cruzeiro.

En la grabación con Batista, Neves dice que enviará a buscar el dinero a alguien "a quien se pueda asesinar antes de que se convierta en delator", en referencia a su primo, que devolvió parte del dinero que había guardado en la casa familiar.

2 comentarios