El Mercado de Liniers reanudó sus operaciones tras el paro: entraron casi 7.000 animales

Agronegocios

Los precios se mantuvieron respecto de mayo, o incluso subieron levemente, según operadores difícilmente haya bajas de precios en los mostradores.

El Mercado de Liniers reanudó las operaciones con el ingreso de 6.951 animales, tras dos semanas de cese de comercialización de hacienda realizado por las entidades agropecuarias, para protestar contra el cierre de exportaciones de carnes.

La demanda respondió de manera rápida, ágil, firme y con buen interés, por lo que los precios se mantuvieron respecto de mayo, o incluso subieron levemente, según operadores.

Las miradas de los compradores se la llevaron los lotes de hacienda liviana con destino al mercado interno.

Se vendieron lotes de novillos a $200 y $204, con bajas de entre tres y cuatro pesos por kilo, y los pesaditos se pagaron hasta $195.

Los novillitos se vendieron entre $215 y $220, y hasta hubo una mejor marca de $230.

Aunque el miércoles ingresaron 745 animales al mercado, recién este jueves fue el regreso oficial a las ventas.

La expectativa estaba puesta en la evolución de precios, ya que el cierre de exportaciones fue aplicado por el sector oficial con el objetivo de contener el valor de la carne en el mercado interno.

En el caso de las vacas de descarte -la categoría más afectada por la medida del Gobierno, por ser el principal objeto de los embarques a China-, mantuvieron el precio previo al parate, pero salieron muy pocas a la venta y se comercializaron con dificultad.

Fuentes del sector frigorífico afirman que difícilmente haya bajas de precios en los mostradores y aseguran que lo más probable es que se continúe con el alza, apalancada especialmente por los sectores de alto poder adquisitivo que pueden pagar más por cortes de calidad.

El presidente Alberto Fernández recibió ayer en Casa Rosada a cuatro integrantes del Consejo: José Martins, Dardo Chiesa, Gustavo Idígoras y Alfredo Paseyro.

Según señaló Martins, tras el encuentro con el jefe de Estado se quedó en "abrir una mesa de diálogo para ver cómo se puede resolver esta preocupación".

Dejá tu comentario