Economía

Alarma automotriz: se venden menos pickups y suman bonificaciones

Por el momento descartan que sea por menor consumo de sectores como el campo. Estiman que es un efecto "no deseado" del plan de rebajas Juli0km.

Mientras toda la atención está puesta en el mercado de los autos, tras la decisión de Gobierno de lanzar el plan de incentivos Juni0km y Juli0km, una señal de alarma se encendió en un segmento que, hasta ahora, venía generando buenas noticias: el de las pickups. En las últimas semanas, las automotrices que comercializan estos productos comenzaron a percibir una desaceleración de la demanda. Hasta ahora, estos vehículos mostraban números positivos por el empuje de sectores como el campo, el petrolero, el gasífero y el minero.

El cambio de clima se refleja en los patentamientos. Mientras en la categoría de autos las ventas están retrocediendo el 13,4% en los primeros días de este mes contra julio de 2018, en el de las “chatas” la caída es del 31,3%.

Para entender una referencia, la baja del mercado general es del 18,4%. Es decir que los autos caen menos que el promedio y las pickups más. Si se compara contra junio, se mantiene la relación pero con números positivos porque las operaciones están subiendo respecto del mes pasado. Según datos que maneja la asociación de concesionarias, en los primeros días de este mes los patentamientos están subiendo el 56% comparado con igual período de junio. Esto es consecuencia del impacto del plan oficial que empezó a regir recién el 7 del mes pasado. En este caso, las ventas del segmento de autos (al que está dirigido el plan oficial ya que no contempla a las pickups) tienen un repunte del 81%, en tanto las camionetas suben apenas 9,7%. Podría haber sido peor si no fuera porque las automotrices que venden estos productos decidieron salir a bonificar los precios de estos vehículos con fuertes promociones.

La pickup líder del mercado, la Toyota Hilux (encabeza desde hace meses el ranking de ventas, incluso por arriba de autos de menor precio), tiene un descuento de $120.000 por unidad. Este es un hecho excepcional ya que la marca japonesa no ofrecía descuentos en su modelo más vendido. Otras como la Volkswagen Ámarok, la Ford Ranger o la Chevrolet S10 suelen tener planes de incentivos. Sin embargo, ante esta demanda con menor peso, salieron a reforzar sus bonificaciones. Por ejemplo, Volkswagen sumó ayer un descuento adicional de $65.000 para su pickup que ahora llega a $205.000. Es posible que, ante este panorama, haya más beneficios para los consumidores como, por ejemplo, mejoras en la financiación. En las empresas, por ahora, descartan que lo que está pasando con en el segmento de las pickups sea un problema serio. Es decir, no tienen información de que los sectores que estaban demandando estos vehículos estén enfriándose y piensen comprar menos pickups.

La explicación que le encuentran tiene que ver más con cuestiones de otro tipo. “La gran propaganda que se hizo al plan de descuentos para autos, de alguna manera, alteró el mercado. Ahora hay mucho de especulación y como todos los incentivos estaban centrados en el segmento de menor precio del mercado, los compradores de pickups prefirieron esperar para ver qué pasaba con estos vehículos como esperando la reacción de las automotrices. Como ahora hay también descuentos importantes en este segmento, hecho por las propias terminales, esperemos que se revierta la situación y esto haya sido sólo un susto” explicaron desde una automotriz.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario