Cede Kicillof, maquilla la Ley Impositiva y envía nuevo proyecto

Ambito Nacional

Modificó la iniciativa con menor alcance de suba del 75% en el Inmobiliario. Cambiemos analiza contrapropuesta. Otro bloque no PJ marca la cancha.

Tras una reunión en la que participaron diferentes funcionarios y dirigentes tanto del oficialismo como de la oposición, la Ley Impositiva será reeditada con algunas modificaciones y se encamina a ser aprobada mañana en la Legislatura, primero en Diputados y luego en Senado.

El dato relevante en cuanto a los cambios lo dio a conocer la vicegobernadora y presidenta del Senado, Verónica Magario, quien ayer afirmó que “el famoso 75% lleva muchísimas menos partidas. Estamos hablando del doble del valor fiscal que se venía planteando en la impositiva anterior, esto significa que podríamos estar hablando de propiedades que están por arriba de los 300 mil dólares en su valor real”.

Juntos por el Cambio había presentado una propuesta que consistía en la modificación de nueve puntos, entre ellos el de reducir el esquema de porcentajes en el Impuesto Inmobiliario del 15% al 10% en el piso y de 75% al 55% en techo según los tramos, frenar la suba la alícuota de Ingresos Brutos del 3,5 a 4,5% para los servicios profesionales y no profesionales y elevar la sobretasa de medio punto para quienes facturen más de 500 mil pesos mensuales y no 80 mil.

Según un funcionario de la tercera sección, “la contrapropuesta es superadora, pero no concluyente”. Entre la tarde de ayer y esta mañana se definirá cómo actúa Cambiemos y todo parece encaminado a que el proyecto avance. Además, se acordó que la comunicación la realicen el diputado Maximiliano Abad y el senador Juan Pablo Allan, quienes ayer encabezaron la comitiva de la oposición junto a los legisladores Andrés de Leo y Emiliano Reparaz y el intendente de Lanús, Néstor Grindetti.

No fue una jornada fácil para Kicillof. Durante todo el día sus funcionarios participaron de diversas reuniones con el fin de poder lograr un acuerdo para afinar el proyecto y que de esa manera pueda ser aprobado. Magario; el jefe de Gabinete, Carlos Bianco; la ministra de Gobierno, Teresa García; y los legisladores del Frente de Todos Gervasio Bozzano, Federico Otermín, Facundo Tignanelli y el Cuto Moreno fueron quienes se hicieron cargo de la voz del oficialismo.

Para la oposición también fue difícil. Más de lo esperado. Es que más allá del plan con las nueve modificaciones que presentó Juntos por el Cambio, el bloque que lideran Gustavo Posse y Emilio Monzó, Cambio Federal, también dio a conocer un modelo diferente. Más corto, con sólo cinco correcciones. Algo más cercano a lo que devolvió el oficialismo.

En relación con el Inmobiliario Urbano plantearon un opción más cercana al proyecto original en el que se mantenga el incremento de entre el 15% y el 75%, pero modificando las escalas en los valores de valuaciones fiscales, mientras que en el Inmobiliario Urbano, la propuesta fue no hacer modificaciones pero sí pedir la incorporación de una Mesa Fiscal Agropecuaria integrada por un representante de Economía, uno de ARBA, uno de Agrarios, dos diputados y dos senadores del oficialismo y la oposición a fin de elevar propuestas de mejoramiento tributario para el campo.

El planteo del bloque presidido por Walter Caruso deja claro un rol de oposición diferente al ejercido hasta el momento por Juntos por el Cambio. De más diálogo y menos trabas. Más cercano al reclamo que varios dirigentes radicales vienen haciendo desde hace varios días para que se apruebe el proyecto en favor de Kicillof y así el gobernador pueda contar con las herramientas necesarias para ejercer su rol.

A horas de saberse de qué manera continuará el proyecto de Ley Impositiva habrá que ver cómo sigue funcionando la oposición de aquí en adelante y quién se acredita la próxima avanzada.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario