Legislatura trata hoy Ley Impositiva, pese a trabas de la oposición

Ambito Nacional

Se espera maratónica jornada con arranque en Diputados y luego Senado (donde podría haber modificaciones, para luego volver a la Cámara baja).

El gobernador Axel Kicillof envió un nuevo proyecto de Ley Impositiva para que hoy sea tratada en la Legislatura provincial. Se trata de una iniciativa que contempla algunos de los cambios que había solicitado la oposición y que reduce en cerca de 1.400.000 las partidas que pagarán el famoso 75 por ciento de aumento en el Inmobiliario.

Luego de la reunión del lunes, cuando funcionarios provinciales les acercaron el nuevo proyecto a legisladores y dirigentes de Juntos por el Cambio, el oficialismo solicitó una respuesta rápida para poder mandar el nuevo proyecto a los diputados y así tengan más tiempo de leer la normativa. Pese a que desde la oposición aseguraron que se trataba de un proyecto superador, la devolución no llegó.

El jefe de Gabinete provincial Carlos Bianco, le comunicó a los medios cerca de las 15 de ayer que debido a que no llegó ninguna respuesta de parte de Juntos por el Cambio el proyecto fue enviado con las modificaciones que le presentaron el lunes pasado a la oposición. “Intentamos llegar a un consenso. En todo este tiempo nosotros trabajamos y encontramos según sus palabras una propuesta superadora. Tuvimos dos instancias de reunión y nos dejaron plantados con la respuesta. Espero que se pongan a laburar porque es algo que no están haciendo”, aseguró el funcionario.

Sin embargo, fuentes cercanas a uno de los interlocutores del pasado lunes afirmaron que “el ofrecimiento no llegó a conformar. Los tiempos no los pueden poner ellos. Ya hicieron lo mismo la vez pasada. Reunirse, obligar a una respuesta rápida y presentar un proyecto que no puede ser leído por los diputados”.

La discusión no pasa por la Cámara baja donde el Frente de Todos cuenta con el quorum necesario para dar el debate y la cantidad de legisladores para lograr la sanción. El problema se da en el Senado donde la oposición ostenta mayoría y donde se presume que el proyecto girado ayer sufrirá modificaciones sobre tablas para volver, quizás el mismo día, a Diputados donde obtendría sanción definitiva.

Las diferencias internas de Juntos por el Cambio están cada vez más expuestas pero ni desde el radicalismo ni desde el PRO quieren dejarlas a la vista en un debate donde tienen diferentes opiniones. El PRO sabe que esta es su única oportunidad de plantarse como oposición y hacer valer la fuerza legislativa de cara a sus votantes con una ley que, entienden, afecta directo a sus electores. El radicalismo, en cambio, a través de la mano de los intendentes del interior, prefiere que avance con el fin de que se puedan atender sus urgencias municipales y porque aseguran que el gobernador necesita de esta herramienta para poder ejercer su rol.

“Durante todo el día seguimos dialogando, tratando de acercar posiciones y lo seguiremos haciendo. Nosotros sostenemos que las actualizaciones impositivas que impulsa el Ejecutivo no deben golpear ni a la clase media y productiva, ni a los jubilados de la Provincia. Tenemos un espíritu constructivo y queremos llegar a un equilibrio, pero para eso es necesario que se flexibilice y se baje el aumento”, aseguró el senador de Juntos por el Cambio, Juan Pablo Allan.

En medio de una contestación inconclusa, funcionarios del oficialismo se reunieron con la gente de Cambio Federal, el bloque de diputados que tiene en Gustavo Posse y Emilio Monzó a sus representantes provinciales. Recibieron el proyecto y quedaron en dar una respuesta.

En una serie de tuits, el gobernador dio a conocer cuáles son las modificaciones propuestas que hoy serán tratadas en Diputados y que incluyen reducción del segmento que tendrá incremento por encima de la inflación a menos del 25% de las partidas del Inmobiliario (sosteniéndose la progresividad del impuesto), los jubilados de haberes mínimos quedarán exceptuados del pago del impuesto urbano, reducción de la alícuota de ingresos brutos a los servicios profesionales y en venta en comercios minoristas.

Además se extenderán los beneficios para pymes del sector agropecuario, los transportes municipales quedarán exentos del pago del impuesto automotor y se descentralizará en los municipios el cobro de patentes modelos 2009, sumado a la exención del pago de tasas e impuesto inmobiliario a clubes de barrio y asociaciones civiles.

El único agregado al original tiene que ver con un techo al incremento del impuesto automotor que no podrá ser mayor al 50 por ciento. Según manifestó Bianco ayer de no haber sido agregado esto, y de acuerdo a la ley impositiva vigente, un número de autos podrían haber pagado casi un 200 por ciento de aumento en sus patentes.

“La diferencia significativa que presenta es el enfoque ‘segmentado’ o ‘progresivo’ que se aplicó al impuesto inmobiliario urbano y rural. La recaudación total será igual al año pasado actualizada por inflación, pero esta vez la actualización se distribuirá de manera más justa: las propiedades más pequeñas y menos valiosas se actualizarán con tasas menores a la inflación, las más grandes y más caras estarán levemente por encima de la inflación”, explicó el gobernador a través de las redes. Y agregó que “en el caso del inmobiliario rural, solamente 211 propietarios de campos de más de 2000 hectáreas tendrán un incremento del 75%, que en términos reales implica pagar un 12% más que el año anterior”.

A partir de hoy, con el tratamiento del proyecto, se podrán conocer en detalle algunas de las opiniones que, por diversos motivos, la oposición no da a conocer. Bianco expuso su punto: “Parece una interna entre ellos. Está claro que fallaron los interlocutores. No sé si es poner palos en la rueda por que sí. Espero que no sea así”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario